Apis mellifera caucasica

Rate this post

La Apis mellifera caucasica es comúnmente conocida como abeja doméstica, abeja gris o abeja caucásica esto en referencia a los valles del cáucaso en el sur de rusia, región de donde principalmente proviene esta variedad de abeja, específicamente entre el mar báltico y el mar caspio.

Apis mellifera caucásica

Apis mellifera

También es la variedad de abeja con la más grande repartición en el planeta, siendo originaria del continente europeo, africano y asiático. Su introducción al continente americano y Oceanía, fue resultado de los constantes viajes que se dieron entre europa y américa durante la colonización, ya que se cree que llego en barco, entre algunos de los suministros.

Morfología.

Tiene un característico color grisáceo oscuro, que aparenta ser azulado, Además del característico color amarillo tan distintivo en las abejas, que en algunas regiones del planeta varia y se asemeja al color naranja. Su longitud es en promedio de 12mm a 13mm y su lengua puede llegar a los 7mm, siendo una de las más largas entre todas las variedades de abeja mellifera.

Tipos.

En una colonia podemos encontrar tres principales miembros cada uno cumpla una función específica y necesaria para el mantenimiento de la misma, estos son:

La reina.

La reina es la única abeja hembra capaz de procrear en toda la colmena, a su vez es la madre de todas las abejas obreras, los zánganos y las próximas reinas. Diariamente puede poner más de 1.500 huevos, a diferencia de las otras abejas la reina tiene un cuerpo alargado, con un gran abdomen, posee unas grandes mandíbulas equipadas con dientes muy afilados y capaces de cortar.    

A diferencia del resto de las abejas de la colmena, la reina puede usar su aguijón para defenderse cuantas veces lo necesite sin tener peligro de muerte.   

Los zánganos.

El zángano no tiene aguijón, ni cualquier otra defensa. No puede trasladar el polen, ni producir cera y tampoco puede suministrar jalea real. Por lo que el papel principal del zángano es aparearse con la reina y debido a esto es que llega a la madurez sexual entre sus primeros ocho y catorce días de existencia adulta. Una vez culminado el apareamiento, muere de forma inmediata.     

Las obreras.

Las abejas obreras destacan por su gran número, que puede variar entre las 7.000 y 14.000, exceptuando en verano cuando pueden llegar a 70.000.

Las obreras no puede reproducirse, pero si segregan cera, edifican el panal, recolectan el polen, el néctar y el agua, elaboran la miel a partir del néctar, se encargan de la limpieza de la colmena e incluso de ser necesario, defienden la colmena de agresores.

Las obreras se encargan de recolectar y acumular suficiente alimento para todos los integrantes de la colmena, además se encargan de la ventilación del panal ya que si la temperatura no es la adecuada, la incubación fracasará, para ventilarla todas mueven sus alas en diferentes direcciones.

Si la temperatura es muy fría todas se posan sobre la zona de cría para generar calor. Luego de que la reina pone los huevos, las abejas obreras se dedican a la manutención de las crías y de la reina, esto debe hacerse por lo menos tres veces al día.

Características.

Es una abeja sumisa, por tanto carece de agresividad y su tendencia defensiva es mínima. Es muy rápida en cuanto al proceso de creación y evolución de las colmenas, debido a que es muy social. Por lo que es excepcional en dicha labor y considerablemente destacada, por lo general no se encuentra en grandes aglomeraciones o enjambres.  

Posee un poderoso aguijón que usa como su principal medio de defensa, igualmente cuando está bajo ataque puede introducir y depositar en sus adversarios, una mezcla viscosa y pegadiza que se asemeja al adhesivo.     

Pesé a no ser una abeja muy destacada en cuanto a su color y apariencia, sí lo es en cuanto a longevidad se trata,  ya que suele vivir más que las otras variedades de abejas. Su coloración varía según la región de la provenga, en armenia su tonalidad es amarilla, mientras que en otras zonas geográficas se asemeja hacia el naranja.  

Debido a que tiene una lengua más larga que otras clases de abejas (aproximadamente 7mm), posee una mayor destreza a la hora de polinizar en vastas cantidades, de manera que es perfecta para grandes cosechas, particularmente a finales de temporada, además es más resistente y a diferencia de otras especies no necesita hibernar.

Es vulnerable a enfermedades relacionadas con la cría, especialmente la nosemosis, la cual mediante un parasito altera el aparato digestivo de las abejas, es común en especímenes adultos.

Aunque es una abeja proclive a la nosemosis, si se tienen los cuidados y atención necesarios, no se notan las diferencias que tiene con las demás. En cuanto a reproducción la abeja domestica presenta grandes cualidades que destacan ampliamente y la hacen ideal para tal finalidad.  

Cruzamiento.    

Ciertamente varios científicos sobresalientes, coincidían en que la mejor manera para que una raza de abeja sea más provechosa, resistente y sumisa es a través del cruce con distintas variedades de abejas.

Los cruces que se hacen entre la primera y la segunda generación de abejas, resultan en colonias extraordinariamente eficientes, por otra parte los cruces que se dan luego de la cuarta generación difícilmente continúen con esta productividad, suelen tener características indeseables y ser más propensas a enfermarse.    

Esto es bastante provechoso para la apicultura en lo que a productividad se refiere, pero también se sabe que con frecuencia los cruces proporcionan individuos con muchos más inconvenientes en su eventual reproducción y esta posibilidad es aún mayor si se prolonga durante varias generaciones.

Los cruzamientos no siempre son beneficiosos, por el contrario en algunas ocasiones pueden ser contraproducentes y dotar de características poco idóneas a los especímenes resultantes haciéndolos inferiores a sus semejantes. Por lo que la mejor forma de obtener mejoras sustanciales en cada raza es por medio de la cría selectiva.

Es una abeja que se caracteriza por almacenar la miel elaborada junto a sus crías, cualidad propia de las abejas de montaña. Dicha miel se guarda en varios panales, de manera que primero procede a llenar completamente un panal, para luego seguir con otro.

Esto es especialmente bueno para la cosecha debido a que cuando la temporada termine, no existirán panales moderadamente vacíos o casi llenos. Es excepcional para las regiones que presentan un clima con bajas temperaturas y grandes precipitaciones.

Curiosidades.

Esta abeja tiene el nombre del científico Apis mellifera.

Es la variedad de abeja con mayor distribución en el mundo.

Un nutrido grupo de taxónomos han puntualizado que en la actualidad existen en distintas zonas geográficas, más de 30 variaciones de Apis mellifera caucasica.

Algunos de estos cruces se dieron con el aspiración de incrementa la producción.  

Uno de los casos más reconocidos a nivel mundial es el de la abeja buckfast, que es consecuencia de distintos cruces entre otras especies de abejas caucasicas.

Algunas variedades de abeja caucasica han logrado hacerse resistentes a enfermedades, siendo formidables especímenes como el buckfast.

En esta especie la renovación natural de la reina, es inferior ya que se trata en su mayoría de híbridos, contrario a las abejas de líneas puras.

Muchos apicultores usan híbridos de abeja caucasica para incrementar la producción de jalea real, debido a sus altas capacidades para trabajar en diferentes temperaturas y a su longevidad.

Es la abeja mellifera con glosa más larga de todas lo que facilita su labor polinizadora.

Produce menos en primavera debido a las altas temperaturas, sin embargo sigue siendo un gran productor de miel. Debido a que es uno de los pocos especímenes de abejas mellifera que soporta las temperaturas propias del invierno y es en este periodo cuando compensa sus temporadas de baja productividad.

Es conocida como una especie que roba miel de otras colmenas y luego la almacena junto a sus crías.

Diferencias con otras especies.

Las abejas caucasicas edifican sus colonias solo cuando tienen suficiente polen a su disposición, igualmente si el polen es insuficiente, inmediatamente paralizan la cría.

Esto es fundamental en zonas donde el suministro de miel y polen, presenta periodos en los que se ve interrumpido o es negligente, dicho fenómeno es muy recurrente en las montañas de carolina del norte en estados unidos.

Las celdillas de la reina no permanecen en funcionamiento durante el transcurso de la cría, ya que por lo general se muestra como un intento de iniciar nuevos asentamientos y un intento de remplazar a la reina.

Por esto las abejas obreras tienen el hábito de demoler las celdillas de la reina, para evitar que se formen totalmente.

Su tonalidad puede ser muy variada, pero casi todas las abejas caucasicas son más oscuras que el resto de las abejas.

Pueden ser un increíble instrumento en la lucha contra los ácaros traqueales, pero esto no implica que se debe desatender la colmena y menos suspender los procedimientos habituales para el control de los ácaros.