Apis Mellifera Cypria

Apis Mellifera Cypria, en el presente artículo se abordarán diversos temas relacionados con la Apicultura. El objetivo principal es el de ofrecer información útil, que fomente la compresión y el aprendizaje de dichos temas, para así incrementar los conocimientos del lector sobre esta fascinante área de estudio.

Se pondrá mayor detalle a dar a conocer los detalles sobre la especie Apis Mellifera Cypria, por ejemplo, su origen, su hábitat, su comportamiento, entre otros detalles. Si siempre has tenido curiosidad por estos temas, te invito a leer los siguientes párrafos.

Apis Mellifera Cypria

La Apicultura

En la actualidad existen alrededor de unas 25.000 especies distintas de abejas en la naturaleza. A pesar de que algunas de ellas llevan una vida solitaria e independiente, la inmensa mayoría han logrado ver las ventajas de trabajar en colaboración, siguiendo una estructura jerárquica bien definida, que les permite prosperar en muchos ambientes diferentes.

Apicultura se puede traducir como la cultura de las abejas, ya que Apis es una palabra que proviene del latín y significa abeja.

Podemos definir la apicultura más formalmente como esa actividad humana que consiste en el mantenimiento y cuidado de las colmenas de abejas con el objetivo principal de obtener los productos que producen dichos insectos, es decir, su miel, el polen que recolectan y la cera de abeja.

También se realiza esta actividad para comercializar con las colmenas generadas y así poder venderlas a otros apicultores. La crianza de las abejas es una práctica que ha realizado el hombre desde tiempos muy remotos, pero desde hace relativamente poco es que se ha reconocido la gran importancia que esta actividad representa.

 

Los apicultores trabajan con colmenas de hasta unos 10.000 insectos, claro, tomando siempre las previsiones del caso.

La principal especie de abeja utilizada por los apicultores en América y Europa es la Apis mellifera, también conocida como la abeja de la miel occidental. Aunque existen diversas sub especies de la Apis mellifera (como veremos más adelante).

Otro objetivo de los apicultores es el conocimiento de las fortaleza y debilidades de las distintas sub especies de abejas con las que trabajan, esto con el fin de realizar curses entre ellas y así obtener aquellas que sean más resistentes a enfermedades, mejores productores de miel y que a su vez sean más dóciles.

La desventaja de todo esto que es dichos curses tienden a desaparecer con el paso del tiempo y por lo general las abejas híbridas son las agresivas y territoriales.

La Apis Mellifera

La Apis Mellifera es una abeja que también recibe el nombre de abeja doméstica, la cual se encuentra distribuida a través de todo el globo terráqueo. Esta tipo de abeja es muy útil para los apicultores, ya que cuenta con excelentes características como su carácter dócil o su gran capacidad para fabricar miel que la hacen destacar del resto.

Clasificación de las distintas especies y subespecies de Apis Mellifera.

Antes de abordar el tema principal de este artículo vamos a establecer la clasificación más común utilizada para la Apis Mellifera.

La Apis Mellifera se puede dividir en tres grupos, deprendiendo de su ubicación geográfica: Las abejas que pertenecen a la Raza Africana, Las que están en el grupo de la Raza Oriental y aquellas que corresponden a la Raza Europea.

Las abejas que pertenecen a la Raza Africana está compuesto por seis diferentes sub especies: A. m. sahariensis, A. m. montícola, A. m. capensis, A. m. scutellata, la A. m. adansonii y A. m.  lamarckii.

Un segundo grupo, Razas Orientales, está compuesto por siete subespecies: la A.m. intermissa, A. m. remipes, A. m. caucasica, A. m. cerana, A. m. anatolica, A. m. syriaca  y A. m. meda. Por último, el tercer grupo recibe el nombre de Razas Europeas y dentro de este grupo se encuentran solo cuatro sub especies: A. m. ligústica, A. m. melífera, A. m. carnica y la A. m. cypria.

Nombre y origen.

La Apis mellifera cypria, abeja chipriota o abeja de Chipre es una abaja del género de las Apis, de la especie de la Apis mellifera y corresponde al orden de las Hymenóptera. Esta abeja recibe su nombre debido al lugar donde predomina su población más grande, es decir, en la Isla de Chipre, la cual está ubicada en el Mar Mediterráneo.

Los primero trabajos científicos sobre esta especie fueron hechos por Friedrich Ruttner (reconocido biólogo y médico austriaco) a principios de la década de los noventa.

En dicho trabajo la Apis mellifera cypria fue clasificada en el grupo de abejas de Raza Europea, junto con otras tres especies. Posteriormente se han realizado extensos trabajos son esta sub especie, llegando a la conclusión de que su estructura externa no ha presentado grandes cambios en el transcurso de los siglos, guardando una relación muy cercana con la Apis mellifera anatoliaca.

Principales características.

La Apis mellifera cypria es considerada por los apicultores como la abeja más bella de entre todas las especies conocidas, además de que es una de las abejas con mayor producción de miel en relación al tamaño de su colmena.

Esto vendrían a ser sus principales características positivas, pero, en contra parte, la Apis mellifera cypria resulta ser una abeja bastante territorial y agresiva ante cualquier intruso que pretenda robarles su miel, incluso los apicultores han tenido que implementar otros medios para trabajar con ellas, ya que ni el humo las logra apaciguar.

En relación a su apariencia física, la Apis mellifera cypria guarda un parecido bastante cercano con la abeja italiana, pero los anillos característicos de esta abeja son de color naranja en lugar de amarillo. Otra característica a resaltar es que poseen gran facilidad para crear enjambre con rapidez, ya sea para defenderse de ataque de intrusos o ante factores externos como el clima.

En relación de su tamaño, las Apis mellifera cypria son una subespecie bastante pequeñas, si las comparamos con el resto de abejas que se ubican dentro del grupo de Razas Orientales. Sus alas no son proporcionales a otras partes de su cuerpo, en otras palabras, sus patas y lengua son más largas que sus alas. Poseen el abdomen con mayor longitud dentro de su grupo y es de forma esbelta.

Clasificación dentro de una colmena de Apis mellifera cypria.

Una colmena de abejas Apis mellifera cypria está compuesta de tres tipos diferentes de abejas, cada una de ellas cumple una función específica y entre ellas se apoyan para sobrevivir, estos tres tipos son: La abeja obrera, la abeja reina y el abeja zángano.

La primera de ellas, la abeja obrera, es una abeja hembra que no posee órganos reproductivos, es decir, que no puede tener descendientes. Esta abeja se alimenta principalmente de miel, agua y polen. De los tres tipos, son las que poseen menor tamaño, pero a su vez son las más numerosas de toda la colmena.

En relación a su labor, estas abejas tienen el papel de hacer la búsqueda de polen, agua y néctar. Son las encargadas de secretar cera, realizan los trabajos de fabricación y mantenimiento de la colmena, cuidan a las crías y producen miel.

La segunda es la abeja reina. Esta es la más grande de toda la colmena y, al igual que la abeja obrera, es una hembra, pero esta si posee órganos reproductivos y puede poner huevos, de hecho, su principal y única función es la de ser madre.

Por lo general, existe solo una por colmena, es la que vive por más tiempo, alrededor de unos cuatro años y debido a su tamaño y al carecer de órganos para realizar tareas dentro de la colmena, es alimentada por las abejas obreras.

Por último, tenemos la abeja zángano. Esta abeja es el macho de la colmena, cuya única función es la de fecundar a la abeja reina.

En relación a su aspecto, esta abeja es un poco más grande y regordeta, con terminaciones vellosas en su abdomen.

Como dato curioso, esta abeja no posee aguijón, por lo que le es imposible picar ni defenderse a sí misma ni a los suyos. No posee glándulas ceríferas, ni órganos que le permitan realizar trabajos dentro de la colmena. La vida promedio de una abeja zángano es de uno tres meses, y, al fecundar a una hembra, mueren.

Construcción de la colmena.

La Apis mellifera cypria construyen sus colmenas a base de cera de abeja. La fabricación de sus colmenas es sin duda alguna uno de los trabajos con mayor relevancia para estos insectos, ya que el lugar y las condiciones ambientes deben ser favorables para que puedan prosperar.

Estas colmenas están compuestas de un gran número de paneles o conjunto de celdas de forma hexagonal, colocadas en series, las cuales son utilizadas principalmente para que sus crías puedan crecer y desarrollarse con normalidad, alejados de las inclemencias del clima.

Para poder fabricar estas colmenas, las abejas obreras se colocan en una especie de línea, tomando con las uñas de sus patas posteriores el borde de los paneles, luego empiezan a secretar una tipo de cera líquida a través de un conjunto de glándulas denominadas glándulas ceríferas, las cuales se sitúan en la parte inferior del abdomen del insecto.

Repitiendo este proceso muchísimas veces, las abejas logran crear maravillosas estructuras en poco tiempo.

Si quieren conocer más sobre este tema, te invitamos a visitar los siguientes portes Web:

www.abejapedia.com/

www.bioenciclopedia.com/abeja/