Apis Mellifera Intermissa

Apis Mellifera Intermissa, dentro de todo el reino animal son los insectos los que representan el grupo con mayor cantidad de miembros. Los insectos constituyen alrededor de un millón de especies diferentes.

Dentro de todas estas especies podemos encontrar aquellas que poseen la característica de poseer alas del tipo membranosas, que se encuentran unidas por diminutos ganchos que se ubican en la zona anterior de las alas posteriores.

Los insectos que poseen esta característica se encuentran en el orden de la hymenóptera. Esta palabra tiene su origen en el latín y está compuesta de dos partes, hymeno, que se traduce como membrana y ptera que significa ala. En la actualidad es posible encontrar alrededor de unas 300.000 especies distintas de himenópteros, lo cual representa alrededor de una cuarta parte de todas las especies diferentes de insectos descubiertos hasta ahora.

¿Qué son los himenópteros?

Apis Mellifera Intermissa

Para la comunidad científica los himenópteros son en realidad una especie fascinante, ya sea por su estructura física, su capacidad para prosperar en muy variados ecosistemas, por su estructura social, por la forma en que se comunican, entre otros aspectos.

Quizás el grupo más significativo de los himenópteros lo constituyen las abejas, avispas y hormigas. Esos amiguitos son reconocidos por muchas razones, entre ellas por la relación estrecha que ha establecido con el hombre a través de toda la historia de la humanidad.

Por ejemplo, las abejas aportan grandes beneficios a la humanidad, ya que son las encargadas de la polinización de las plantas y flores. También ofrecen el maravilloso producto de la miel y la cera de abeja. Aunque irónicamente, estos insectos son los causantes de la mayor cantidad de muertes por picaduras a los seres humanos, si los comparamos con otros insectos semejantes.

La abeja Mellifera. Origen.

La abeja Mellifera proviene del denominado Viejo Mundo, específicamente de África. Los científicos han llegado a esta conclusión debido a la inmensa variedad de fenotipos y genotipos que se han descubiertos en todo este el continente africano, si lo comparamos con otras zonas del mundo. De hecho, muchas especies de abejas que se han establecido en Europa han emigrado desde África, en busca de un mejor clima y mejores condiciones para prosperar.

Como resultado de diversos estudios, se ha podido determinar que sus antepasados recorrieron una inmensa distancia desde el Viejo Mundo. Algunas de las abejas Melliferas, en cambio, fueron llevadas a Europa por el hombre, hace unos 500 años aproximadamente, por vía marítima, ya sea de forma intencional o no. Cabe señalar que las abejas Melliferas que se quedaron en el continente africano presentan una composición genotípica y fenotípica más uniforme, en comparación con las que se encuentran en regiones Europeas en la actualidad.

Como nacieron

Las abejas Melliferas aparecieron en los ecosistemas de nuestro planeta incluso muchísimo antes de que el hombre diera sus primeros pasos.

Este tipo de abejas poseen un alto nivel de adaptación a diversas condiciones ambientales, logrando establecerse con éxito en climas y zonas muy variadas. Al pasar de los años, se han venido apareciendo diversas especies de abejas Melliferas, dependiendo precisamente de la zona donde se han establecido, las cuales presentan pequeñas variaciones en su estructura y comportamiento, pero sin alejarse demasiado de su antepasado africano.

De esta manera, es posible encontrar diversas sub especies como la Apis Mellifera como la Apis Mellifera Ligustica, Apis Mellifera carnica, Apis Mellifera cipria, Apis Mellifera intermissa, entre muchísimas otras variades.

Clasificación de las distintas especies y subespecies de Apis Mellifera.

Es propicio el momento para introducir una clasificación para las Apis Mellifera. Debido a las características de las Apis Mellifera es posible clasificarlas en tres grandes grupos: Las que pertenecen a las denominadas Razas Europeas y  las que se ubican dentro de las llamadas Razas Orientales y aquellas que reciben el nombre de Razas Africanas.

Dentro de las denominadas Razas Europeas podemos encontrar la A. m. melífera, A. m. carnica, A. m. ligústica y la A.m. cypria. Por otra parte tenemos a las Razas Africanas, las caules están constituidas por seis miembros: A.m. scutellata, A.m. sahariensis, A.m.  capensis, A.m.  adansonii, A.m.  lamarckii y la A.m.  montícola. En relación a las Razas orientales, tenemos en que grupo es más numeroso, contando con un total de siete subespecies, las cuales son: A.m. syriaca, A.m. caucasica, A.m. meda, A.m. anatolica, A.m. cerana, A.m. remipes y la A.m. intermissa,

Apis Mellifera intermissa.

La Apis Mellifera intermissa o mejor conocida como la abeja de Tellian de Magreb es una especie de abeja que fue domesticada por el hombre hace ya cientos de años. Esta abeja tiene su origen en la Apis Mellifera, un tipo de abeja proveniente del continente africano. La Apis Mellifera intermissa posee una gran resistencia a ecosistemas extremos, en especial aquello con poca agua y desérticos, además de contar con una muy eficiente capacidad para la defensa de su colmena.

Ubicación.

Una de las subespecies de la Apis Mellifera es la llamada Apis Mellifera intermisa. Esta sub especie fue descubierta hace relativamente poco tiempo y pertenece al grupo de las Apis cercana. Como principal característica se puede decir que su tamaño es mayor a la de la Apis Mellifera.

En cuanto a su origen esta abeja proviene de la Himalaya y es quizás por esta misma razón que no se cuenta con gran cantidad de información sobre ella. También es posible hallar esta especie de abeja en zonas desérticas donde predomine el calor, como en el desierto de Sahara o en localidades como Túnez, Marruecos y Argelia.

Sus primeras investigaciones.

Los primeros trabajos científicos que se tiene referencia sobre esta especie provienen de Friedrich Ruttner, en el año 1975. Freidrick Ruttnet fue un brillante médico y biólogo de origen Austriaco que nació en el año 1914, fue profesor de zoología y realizó investigaciones sobre la crianza de abejas reinas.

También llevó a cabo diversos estudios sobre genética y realizó importantes avances en el área de la inseminación artificial de abejas reinas.

Descripción física.

La Apis Mellifera intermissa  no se destaca entre sus similares por su tamaño, de hecho, tiene un tamaño similar a la de sus pares africanas. Es una abeja de color negro oscuro en la totalidad de  su cuerpo.

Valor económico de la Apis Mellifera intermissa.

En relación al valor económico de la Apis Mellifera intermissa podemos decir que no es tan significativo como en otras especies, esto es debido principalmente a que esta abeja presenta una serie de características poco favorables para el hombre, como por ejemplo, su carácter, su  tendencia a formar grandes enjambres, su lamentable predisposición a enfermarse y que se ponen muy nerviosas ante la mínima provocación.

Las crías también presentan muchos de estos problemas. La única manera en que el hombre ha podido sacarle provecho a estas abejas en mediante el cruce con otras especies.

Veneno de la Apis Mellifera intermissa.

En relación al veneno que dispone esta especie de abeja tenemos que gracias a una excelente  adaptación a su entorno fue dotada de un veneno muy eficiente, el cual utiliza para defenderse de sus posibles agresores, ya sean humanos u otros animales.

Su veneno es una mezcla de diversas sustancias químicas, entre ellas podemos mencionar compuestos orgánicos, péptidos como la apamina y varias enzimas. Aunque el veneno de una abeja tiene como objetivo servir de catalizador en el proceso de digestión de la comida del insecto, también puede llegar a  ocasionar serios inconvenientes al sistema neurológico de sus víctimas, al igual que diversos venenos que conseguimos en la naturaleza.

Si una persona sufre los efectos del veneno de la Apis Mellifera intermissa, se tiene que en la mayoría de los casos se presentará un efecto inflamatorio en la zona afectada, como consecuencia del contacto con el mismo en el tejido celular.

Dolor, zona enrojecida y picazón son otros que lo síntomas que se presentan después de la picadura de este insecto. Estos síntomas pueden llegar a permanecer por varias horas, e incluso, si el número de picaduras fue significativo, se requieren de asistencia médica especializada.

Si la zona afecta llega a ser los ojos, la garganta o la boca, entonces se debe tener un mayor cuidado, ya que es posible que se presente algún tipo de insuficiencia respiratoria en el afectado.

¿Se puede llegar a ser inmune al veneno de la Apis Mellifera intermissa?

Esta es un interrogante bastante común que se hacen varias personas. Cabe destacar que no existe en la actualidad una vacuna que permita ser inmune al veneno de este insecto, ni en general de ningún tipo de abeja. Sencillamente, no hay manera de evitar las consecuencias de la picadura de la Apis Mellifera intermissa.

Tampoco es posible que las personas que presenten algún tipo de alergia a la picadura de las abejas puedan evitar que la acción del veneno dañe su sistema neuro-muscular. Cabe destacar que si se podría adquirir cierta inmunidad al veneno de la Apis Mellifera intermissa si se presenta una exposición pausada y repetida al mismo, pero esto puede resultar bastante peligroso en algunos casos.