Apis mellifera jemenitica.

Apis mellifera jemenitica, es el nombre científico de la abeja de Yemen, una subespecie de la abeja doméstica. Ha sido usada para la apicultura a través de la península arábica desde al menos 2000 ac. Se encuentran demostrando que la población de las abejas es aptas para los más lejanos extremos de la región de Yemen.

Apis mellifera jemenitica.

Apis mellifera jemenitica

Las abejas apis mellifera jemenitica son nativas de arabia saudita son por mucho más tolerantes a las altas temperaturas que otras abejas promedio que son importadas desde europa.

En el centro de arabia saudita se pueden encontrar algunas de las más altas temperaturas durante el verano de toda la península arábica, solo la apis mellifera jemenitica sobrevive, mientras que otras subespecies fallan en la misión de sobrevivir.

Esta subespecie originaria de arabia saudita, es diferente de otras subespecies de la región, en algunas características morfológicas, biológicas, y de comportamiento. Según una investigación taxonómica más a fondo, basándose así también en estudios moleculares necesarios, se pudo confirmar tal cosa.

Ubicación.

Esta subespecie, se halla en una amplia distribución de cuatro mil quinientos kilómetros de este a oeste en la tropical áfrica, y en el ardiente desierto de la península árabe, ubicándose desde chad, etiopia, somalia, sudan, oman, yemen, y arabia saudita. Se pueden encontrar en las áreas cuya temperatura se altera a mayores niveles según la estación.

Así como también se pueden encontrar en las zonas con lluvias irregulares o pasajeras, regiones donde otras razas de abejas no han sido capaces de sobrevivir anteriormente.

Historia.

La especie apis mellifera jemenatica tiene sus orígenes en el continente europeo, africano y gran parte de asia. Más tarde fue introducida en américa y oceanía.

Fue clasificada por Carlos Linneo en 1758. Desde ese momento una gran cantidad de especialistas en el área de la taxonomía detallaron las diversidades geofísicas o subespecies que a día de hoy sobrepasan de treinta linajes.

En el año 1975, Ruttner realizó su aporte para la investigación y categorización del pigmento de las abejas determinando que era uniforme, ya que la colectividad de las colonias estudiadas eran de color amarillo y negro.

De la misma manera dicha especie fue denominada abeja doméstica o melífera, siendo una especie de himenóptero apócrito perteneciente a la familia apidae, el cual es el linaje de abeja con mayor población del mundo.

Los apicultores se referían a las colmenas en forma colectiva, cuando nombraban los elementos de un apiario, hablaban indudablemente de la noción de la taxonomía de una abeja, cuya naturaleza origina que el individuo este falto de valor propicio para la colectividad de las abejas.

Razón por la que se dice que la colmena es un superorganismo. Dicho superorganismo actúa con sinergia, que es el efecto producido por la interacción entre los componentes de un sistema generando así que el todo sea mucho más que la simple suma de las partes individuales.  

Características.

  • Se trata de una especie acreedora de un linaje singular a comparación de las abejas africanas cuyo linaje es de clase “a”, esta raza tiene un linaje propio al que se le ha denominado linaje “y”.
  • Es una subespecie de abeja doméstica distribuida en el noroeste y las tierras bajas áridas y semiáridas orientales de etiopía, también en parte de sudán y somalia ocupando las regiones semidesérticas.
  • Estas abejas producen la miel más común del país, que sigue siendo uno de los productos típicos de yemen y sigue estando considerada como una de las mejores del mundo.
  • Su forma de elaborarla es ancestral. Los apicultores en yemen,  cosechan la miel de sus abejas con métodos naturales que se acomodan a sus costumbres, usan humo para sacar a las abejas de la colmena y luego, preparan la miel a mano.
  • Los trabajadores de la miel, muchos de ellos nómadas, se trasladan a lugares donde las flores y los árboles son auténticas reservas naturales para la obtención de la miel.
  • Se niegan a utilizar técnicas modernas para proteger y alimentar sus colmenas para mantener su pureza.
  • La miel yemeniana viene directamente de las flores, por su parte los apicultores no proporcionan suplementos alimenticios o siquiera pesticidas para sus abejas, el negocio de la miel de yemen está sujeto a la voluntad de la naturaleza.
  • Por ello, éste dorado manjar, es tan apreciado por los gourmets, y claro está, que repercute en su precio. La miel yemení es una de las más caras del mundo
  • De entre todas las mieles que produce esta abeja, la más destacable y querida por los consumidores es la miel sidr, la cual proviene de hadramaut y su cosecha se produce en los meses de invierno.
  • Esta miel procede del árbol sidr, una especie milenaria muy venerada y sagrada con multitud de propiedades curativas. Su color es marrón oscuro y su sabor es muy peculiar con cierto toque medicinal.

Curiosidades.

  • Ha sido utilizada en la apicultura en toda la península arábica, al menos desde el año 2000 ac.
  • La miel de procedente de yemen viene directamente de las flores, y los apicultores no proporcionan suplementos alimenticios ni pesticidas para ninguna de sus abejas.
  • La apis mellifera jemenitica es la raza de apis mellifera más pequeña en medida tanto en cuerpo como en colonia.
  • Es una raza de abejas autóctona de una reducida área de la península árabe, es decir, arabia saudita, yemen y oman.
  • Esta raza se adapta bien a las condiciones cálidas y áridas que proporciona la región.

Abeja reina y obreras.

Las nombradas abejas melíferas jemeniticas son una especie de abejas muy interesantes en diversos aspectos por su capacidad de supervivencia y se perpetuidad como un grupo denominado colonia. La abeja reina, aunque esto puede variar según sean las condiciones climáticas, acostumbra a iniciar a poner sus huevos durante la primavera.

Tal proceso se lleva a cabo en conjunto con la información que le es proporcionada desde el exterior como puede ser flujo de néctar, la recolección de polen, la duración del día, la temperatura, entre otros.

La reina es hembra idílica que es fértil y sitúa los huevos de sus crías que eventualmente se convertirán en abejas adultas. La abeja reina no puede abandonar su colmena bajo ninguna circunstancia, exceptuado la duración de los vuelos para fertilizar o en aquellas ocasiones donde se origina un enjambre para procrear nuevas crías.

La abeja reina, coloca sus huevos en panales de cera que las abejas obreras se encargan de construir con celdas de forma hexagonal. Llegado el tercer día, el huevo se transforma en una diminuta larva que es alimentada por las abejas obreras más jóvenes o también llamadas abejas nodrizas.

Después de transcurrida una semana, más o menos, la larva es cubierta en su celda por las abejas obreras más jóvenes, realizando una transición al estado de pupa, una vez se cierran las celdas se le llama operculado a tal proceso. Aproximadamente una semana después emerge una abeja adulta.

Las abejas reinas no acostumbran a ser criadas en las celdas horizontales del panal, sino que se crían en celdas construidas especialmente para ellas, sus celdas son construidas con un mayor tamaño y en posición vertical a diferencia de las otras. Adicionalmente, no se alimentan con polen como las larvas de las obreras, lo hacen con jalea real.

Se ha evidenciado que gracias a esa alimentación especial lo que permite que una abeja hembra se desarrolle como reina y no como obrera. Una vez que la reina termina su etapa de alimentación larvaria y se convierte en una pupa, se desplaza a una posición cabizbaja.

Durante su etapa como pupa, las abejas obreras se encargan de cubrir o sellar la celda real. Cuando acaban de emerger de sus celdas, en ocasiones las abejas reinas producen un sonido para incitar a otras reinas a ir a una batalla.

Las abejas reinas suelen vivir un promedio de tres años. Las obreras por otro lado viven períodos mucho más efímeros, de menos de tres meses se promedia. Las abejas reinas pueden liberan feromonas para regular las actividades de su colmena.

Consiguientemente estas feromonas liberadas por la reina poseen varias cualidades, una de las más resaltantes es que son capaces de alterar la conducta de las abejas obreras de manera que éstas sean el sustento de las nuevas larvas como obreras y no como reinas en condiciones no tan privilegiadas.

Muchas de esas abejas obreras también pueden producir sus propias feromonas para comunicarse con otras abejas.

Comunicación entre las abejas.

Las abejas cuentan con un único y particular método de comunicación, al que se le denomina “la danza de la abeja”. A través de los años diferentes científicos han tratado de comprender el complejo lenguaje de esta especie. Cada una de las diferentes especies de abejas tienen adaptaciones propias del lenguaje, sin embargo todas se asemejan.

En 1973 Karl R. Vonfrisch, Konrad Lorenz y Nikolaas Tinbergen, ganaron el premio nobel de fisiología y medicina al conseguir descifrar cómo a través de dicha danza o baile con movimientos vibratorios, las abejas se comunicaban la distancia y orientación con respecto al sol de su fuente de alimento.