Apis mellifera mellifera

Rate this post

La Apis mellifera mellifera, es conocida por muchos nombres diferentes, entre los cuales se encuentran; abeja del norte, abeja negra  Alemana, abeja del bosque, abeja negra de Europa, abeja marrón alemana, Nordrace, abeja brezo e incluso abeja terrestre.

Apis mellifera mellifera

Apis mellifera mellifera

Esta peculiar e intrigante abeja viene siendo una subespecie de la abeja occidental, la abeja europea de la miel y la abeja melífera europea, que a su vez pertenecen a la familia de Apidae. Esta subespecie tiene un origen que se remonta a más de diez mil años.

Y esperemos que no vaya a desaparecer pronto, pues esta abeja se encuentra al borde de la destrucción, de una forma que probablemente no esperarían, a causa de la mezcla genética con otras especies. A esto se le conoce como la destrucción de poblaciones por mezcla genética.

Este acontecimiento es considerado por los científicos como;  una grave amenaza para la diversidad ecológica y genética del mundo animal y vegetal.   Primero, antes de seguir con este tema es mejor embarquémonos más en conocer a esta abeja nativa de Europa central.

Origen

Varios estudios demuestran que la abeja melífera primitiva, Apis, vivió en Europa desde hace aproximadamente  veinticinco millones de años durante la edad de hielo, donde migraban de ida y vuelta entre el norte y el sur de Europa hasta la última edad de hielo, hace aproximadamente once mil setecientos años.

Cuando la abeja original se retiró al sur, alrededor del mar mediterráneo, donde a causa de la edad de hielo era  noventa (90) metros más bajo, con el tiempo en esta área creció, dando paso a bosques costeros muy densos y otras áreas que favorecieron la reproducción de las abejas.

 

Ecotipo

Ecotipo, se concreta como una subpoblación genéticamente diferente o variada que se encuentra restringida a un ecosistema/hábitat especifico.  Con esto definido se tiene que la Apis mellifera mellifera tienen o se reconocen (hasta la fecha) cuatro ecotipos primordiales: la Silvarum, la Nigra, la Lehzeni y la Mellifera.

 

Ubicación y distribución geográfica

La  Apis mellifera mellifera es la única abeja originaria de Europa central y se encuentra en la mayoría de los países de este continente, entre los cuales se encuentran: Francia, Bélgica, Dinamarca, Suecia, Noruega, Finlandia, Irlanda, Rusia y Gran Bretaña. Aunque las grandes poblaciones de esta abeja se encuentran es en los bordes de Europa.

La población de abejas negras europeas desapareció de Alemania alrededor del año 1975, se dice que su última colonia se encontraba en la ciudad de Suhl, en la vertiente sur del bosque Turinga. Sin embargo en los últimos años varias organizaciones han luchado para tratar de devolver a reasentar la Apis mellifera mellifera en Alemania.

Como dato curioso acerca de esta impresionante abeja es que es la única abeja que se encuentra al norte de los Alpes. También la abeja negra fue llevada a zonas templadas de otros continentes por apicultores, haciendo que alrededor de 1850 la abeja negra alcanzara una distribución mundial.   

Descripción y características

La Apis mellifera mellifera tienen un amplio margen de distribución, es decir se puede encontrar en muchas partes de Europa (casi en todos los países) y por lo tanto sus características pueden varias un poco dependiendo de su ubicación, pero en general la abeja negra europea tienen las siguientes características:

Como una subespecie de abejas melíferas (Apis mellifera, es decir abejas domesticas) su tamaño es pequeño en consideración con algunas abejas silvestres, y como su nombre lo indica su color predominante es el color negro luminoso como la seda.

También tienen un tronco corto y una melena larga color marrón oscuro (en el pecho) y alas pigmentadas, dándole a la abeja una apariencia aterciopelada. Y aunque el color amarillo no está presente en esta abeja es posible encontrar algunos puntos de un marrón más claro (como cuero).    

Estas abejas tienen una gran resistencia al frio, una baja tendencia al enjambre; que es la acción por la cual sucede la división de la colmena, cuando la reina vieja deja el panal a una nueva reina y se va con algunas otras abejas a ramas o rocas en donde esperan hasta que las abejas exploradoras encuentren un lugar donde proseguir el desarrollo de una nueva colonia.

También  la abeja negra europea tiene un alto porcentaje de recolección de polen, casi unos treinta kilogramos de polen cada año en el traje principal, este polen se almacena en una amplia corona de polen alrededor de las larvas para que se alimenten.

El polen es guardado directamente alrededor del nido compacto y se conserva con néctar y enzimas. Cabe destacar que las abejas negras son las únicas que guardan el polen también debajo de los nidos. La miel de estas abejas (gracias a la gran recolección de polen) tiende a ser más aromática y rica en polen.       

Esta abeja es considerada por algunos apicultores como agresiva, pues tiene la tendencia de picar a otros animales (e incluso personas) sin que su habita o ellas misma fueran perturbadas. Aunque este comportamiento es dado más que todo a las abejas de este tipo que fueron engendradas. Ya que la abeja negra europea es considerada dócil.      

¿Exterminación?

Esta abeja desgraciadamente ha sido empujada al borde de la extinción,  causada por las exportaciones extranjeras que se hicieron presentes en los últimos 150 años. Aunque  algunos testimonios indican que puede ser por una incorrecta crianza y por la genética mezclada.

Hay que recordar que los zánganos de una colmena pueden viajar muchos quilómetros con solo el objetivo  de inseminar a una reina de otro panal.  Por lo que cuando las abejas empezaron a ser importadas por apicultores a otros países existía una gran posibilidad de que se creara una raza mixta de abejas o híbridos.  

Testigo de esto fue Alemania, que empezó a importar abejas desde el siglo 19, cosa que continúo hasta los ochenta. Producto de esto las abejas negras de Alemania fueron casi erradicadas por completo, no de forma física, sino genética.

La estructura genética de estas abejas cambio tanto por la mezcla con abejas de otras especies, que en la fecha es casi irreconocible. Esto es un serio problema que si no se trata con la debida importancia podría también acabar con las abejas negras de, Austria, Polonia, la Republica checa, Inglaterra, Dinamarca, Benelux y Suiza.

Muchos países europeos, los conservacionistas, los apicultores y los criaderos han unido sus fuerzas para preservar esta especie y proteger la abeja negra de la extinción.  Con la creación de asociaciones especiales para la causa. Entre algunos de los países que forman parte de estos movimientos tenemos: Suecia, Reino Unido, Suiza, Polonia, Austria, Bélgica, Dinamarca y Noruega.      

Alemania tiene sus objetivos muy claros en cuento a la protección de la Apis mellifera mellifera, objetivos que aplican a los trabajos realizados de conservación:

  • El apoyo a la cría de abejas negras y  a las poblaciones naturales que se encuentran en otros países.
  • La investigación y categorización de las poblaciones actuales de la Apis mellifera mellifera.
  • Elegir cuidadosamente los materiales de reproducción.
  • Importación segura y controlada de reinas (y cría) de la subespecie Apis mellifera mellifera.  
  • El establecimiento de espacios protegidos para las abejas negras.
  • Por su puesto también realizan colaboración con diferentes centros de control y cuidado de la Apis mellifera mellifera.
  • Uno de los puntos más importantes, es asegurarse de que la apicultura se realiza de la forma más natural posible.

 

La importancia de esta abeja no solo está en la apicultura, hay que recordar que las abejas son  los principales insectos polinizadores y definitivamente los más eficaces en eso. Por lo que es indispensable proteger su material genético.

 

Protección, conservación y áreas protegidas

A partir del año 2014 se han establecidos varias reservas para la Apis mellifera mellifera, entre estas reservas se encuentran las islas escocesas internas Hebrides Islands Colonsay y Oronsay. Para ser posible la protección de esta especie, en estos lugares se prohibió (mediante unas leyes) el mantenimiento de otras razas de abejas.

En la actualidad se encuentran muchas organizaciones encargadas de la protección y la conservación de la Apis mellifera mellifera, pero como fin informativo y por si quieres contribuir a la causa, mencionaremos las organizaciones más distinguidas de la causa:  

La SICAMM (por sus siglas en inglés) o la Asociación Internacional para la Protección de la Abeja Negra Europea.  

Puedes visitarlos en su sitio web: http://www.sicamm.org/

Melifera.ch es la asociación que patrocina a la abeja oscura en Suiza.

Puedes visitarlos en su sitio web: http://www.mellifera.ch/cms/index.php

La AMZ (por sus siglas en inglés) o la Asociación de Criadores de Abejas Negras en Austria, se encarga de patrocinar a estas abejas en Austria.

Puedes visitarlos en su sitio web: http://www.dunkle-biene.at/

En Alemania existen muchas organizaciones que contribuye a la causa, entre las cuales podemos mencionar, la GEDB o la Comunidad para la Conservación de la Abeja Negra y la Asociación de cría de Dark Bee Germany eV.

Puedes visitar a la GEDB en: http://www.dunklebienen.de/dunklebienen.de/Home.html

Puedes vista a la Asociación de cría de Dark Bee Germany eV. En: https://www.dunkle-biene.com/