La abeja africana apis mellifera adamsonii

La abeja africana, el África es un continente marcado por su historia, durante años fue representado como la parte del mundo marginada y marcada por los períodos en los cuales sus habitantes fueron perseguidos y esclavizados durante años.

El nivel de pobreza que ha existido en este continente ha sido notable y considerable en comparación  al resto de los 5 continentes.

Uno de los problemas principales de esta parte del mundo ha sido el agua y esto se debe al calor extremo que puede haber en gran parte del territorio lo que ha ocacionado que gran parte del agua de la superficie se evapore y esta tome curso en corrientes subterráneas.

La abeja africana

La abeja africana

A pesar de ser uno de los continentes más grandes del planeta, su nivel de desarrollo se ha visto limitado por su alto nivel de pobreza. Esta zona es el hogar del desierto más grande del mundo, el Desierto del Sahara el cual abarca casi una tercera parte del continente. El calor y las condiciones en este lugar son extremos, sin embargo, existen algunas poblaciones que se han adaptado a estas condiciones y han podido desarrollarse y sobrevivir en este lugar.

No obstante el África es el lugar con las mayores reservas y minas de piedras preciosas más importantes del mundo. Hacia el sur del territorio existen importantes yacimientos de extracción de diamantes las cuales han producido algunos de los ejemplares más grandes del mundo. Además de eso en África también se puede hallar petróleo entre otros recursos naturales. Sudáfrica por ejemplo es una región que ha tenido un desarrollo considerable en comparación al resto de los demás países, alejada de las zonas calurosas del Sahara esta ha podido prosperar, pues sus condiciones ambientales son considerablemente más favorables.

La Apis mellifera adamsonii

Además de todos estos elementos mencionados, el África también es el lugar en el cual se halla una subespecie de abeja melífera llamada Apis mellifera adamsonii o adansonii. Este tipo de abeja ha sido reconocida a nivel mundial bajo ciertos criterios y prejuicios acerca de la misma, ya que se cree que es una especie de abeja considerada asesina por su alto nivel de agresividad y su carácter extremadamente defensivo, además de que las colonias de esta especie son bastante numerosas, lo cual al momento de enjambrarse pueden formar pequeñas nubes densas de estos insectos listos para el ataque.

  • Sin embargo, una característica resaltante y que generalmente pasa desapercibida es su alta producción, el gran tamaño de sus colmenas y la gran calidad y dulzura de la miel que estas producen. Son abejas muy laboriosas y trabajadoras en función de la colonia, su protección a la reina es resaltante además de el cuidado que estas brindan a las crías, a la miel y asus productos derivados.

 

  • Se cree que esta especie de abeja fue creada artificialmente por cruces de especies en un laboratorio en la década de los 50. En este procedimiento se cruzaron especies de abejas africanas con abejas melíferas europeas. El resultado fue una especie híbrida de abeja altamente agresiva pero también muy productiva. La Apis adansonii en particular es una especie que se caracteriza por encontrarse en la naturaleza en dos colores diferentes.

 

  • Existe un tipo de estas que tienen un amarillo intenso mezclado con negro; pero también en algunas zonas del oeste de África se pueden encontrar una variación en esta especie que son totalmente de color negra. Sin embargo, estudios han demostrado que esta última es menos agresiva que sus parientes bicolores. Las colonias de abejas negras, al estar ubicada generalmente en regiones subsaharianas han desarrollado un sistema más efectivo y eficiente al momento de regular la temperatura de sus colmenas durante las temporadas frías.

 

  • La Apis adamsonii se pueden hallar en el Congo, Nigeria, Camerún y Senegal. Otra característica resaltante es que tanto las celdas de la colmena como el tamaño de las abejas son más pequeñas en comparación al resto de especies. Sin embargo el número de celdas en una colmena es mucho mayor.

 

  • Laboriosamente, esta especie de abeja comienza su trabajo de recolección en horas tempranas incluso antes de la salida del sol, su reacción rápida hace que esta sea más efectiva al aprovechar el néctar fresco de las flores que se han producido durante la noche.

 

  • Los enjambres pueden producirse por varias razones. Una de ellas es cuando está iniciando la estación seca y aún se pueden encontrar flores en los arboles. Otro motivo por el cual las abejas pueden formar enjambres es cuando se producen incendios que amenazan su colmena, lo que provoca el éxodo de estas para resguardarse.

Las abejas Africanas en América Latina

Las abejas Africanas en América Latina

Al contrario de lo que muchas personas creen o afirman, en América Latina no existen abejas africanas, de hecho estudios han demostrado que estas afirmación no tienen un fundamento de peso para ser creíbles. Sin embargo eso no implica que la influencia de estas abejas no pueda encontrarse en ese territorio.

Las abejas que sí se pueden ser halladas en América son especies denominadas africanizadas la cual es una hibridación entre especies africanas puras y especies europeas que fueron introducidas en la época de la colonia por los conquistadores europeos. Las abejas africanizadas poseen características parecidas a sus parientes del este; por ejemplo, estas no son tan dóciles como las abejas domésticas europeas pero tampoco tan agresivas como las africanas.

La apicultura con abejas de la especie Apis adamsonii

En África la apicultura es una actividad muy antigua que se ha desarrollado a lo largo del tiempo. En Camerún, por ejemplo la apicultura se ha desarrollado en forma notable y la especie más usada es por supuesto la abeja melífera adamsonii.

Sin embargo el máximo de desarrollo se ha logrado recién en las últimas décadas debido a la ardua labor realizada por Organizaciones No Gubernamentales que han brindado apoyo y conocimiento a la realización de esta actividad.

En un principio la apicultura se desarrollaba de forma muy diferente a como se ha desarrollado en América. Los lugares en donde se crean las colmenas no eran cajones sino en la corteza de palmas, la cual brindaba una superficie ideal para el desarrollo de la colmena sin que las abejas se vieran afectadas durante el proceso.

A partir de hace aproximadamente diez años es que se han comenzado a implementar las colmenas horizontales tal como se conoce en la apicultura de América o Europa.

Para poder tener acceso al trabajo en una colmena de abejas de este tipo es necesario tener humo blanco suficiente para esparcir en la entrada de la colonia, lo que permite mantener a las abejas en un estado que no represente peligro para el apicultor y este pueda realizar su trabajo sin mayores complicaciones.

Las cosechas de miel en la apicultura de esta especie pueden darse entre tres o cuatro veces al año, durante los cuales se pueden recoger un aproximado de treinta kilogramos.

La producción de miel varía según el nivel de floración que exista en las zonas donde se realice la apicultura, debido a que existen países en África en los cuales la mayor parte de las plantas, son aquellas que carecen de flores capaz de dar un néctar que pueda servir para la fabricación de miel. Para esto algunos apicultores, que tienen las herramientas para hacerlo, pueden alimentar a las abejas de manera artificial preparando el jarabe a base de agua y azúcar o agua y miel, con el fin de que la producción no se detenga.

De esta forma queda claro que la abeja Apis mellifera adamsonii si bien ha creado una fama de ser una abeja muy agresiva, es más cierto aún que su trabajo y su diligencia al momento de trabajar por la colonia, por la colmena, por la miel y por las crías, es una de las características que las hace especiales y más a la hora de trabajar la apicultura.