Tipos de abejas

Rate this post

El nombre real de estos pequeños animales es Anthophilia, que significa literalmente “amante de las flores” y pertenece a la familia de los insectos. Existen muchísimas especies de abejas pero todas provienen de un mismo tipo de especie.

Se caracterizan por extraer el polen de las flores y de transformarlas a través de un proceso químico en miel o jalea real las cuales guardan generalmente en panales.

Los insectos son todos aquellos animales que son invertebrados, es decir, no poseen un esqueleto o un armazón óseo en su estricto sentido. Una de sus características más resaltantes es que todos los insectos tienen un par de antenas en su parte frontal y también un grupo de patas que puede superar los 3 pares de ellas, y en algunos casos un par de alas.

Cuáles son los diferentes tipos que existen?

Fundamentalmente existen solo tres tipos de abeja dentro de una colmena: la abeja real, el zángano y las abejas obreras. El zángano es, por decirlo de alguna manera, el padre de todas las abejas de la colmena.

En una colonia de alrededor de 80.000 abejas generalmente existen cerca de 200 zánganos. Esto se debe a que el único fin de este tipo de abeja es solamente el reproductivo, en fecundar a la abeja reina para que esta siga poniendo los huevos de donde saldrá el resto de abejas de la colonia.

El zángano

zanganoEstas abejas no poseen herramientas para el trabajo dentro de la colmena, por lo cual, una vez que estas han fecundado a la abeja reina en el periodo correspondiente, estos comienzan su proceso de muerte.

Para que la abeja reina pueda producir una cantidad considerable y saludable de huevos, es necesario que los zánganos estén muy bien alimentados y fuertes, por lo cual cada uno comerá diariamente el equivalente de la miel que producen seis abejas en un mismo día.

Si en un momento dado los zánganos retrasan su muerte en el tiempo en el cual la reina no está en el tiempo de reproducción y la miel es escasa, la colonia arremeterá contra ellos para que estos huyan o mueran a manos de las obreras.

Las obreras

abeja obreraLas obreras son las abejas que conforman la base de las colonias. Esto se debe a que ellas son las encargadas de realizar prácticamente todo el trabajo en la colmena excepto el de reproducirse, pues, aunque son hembras, estas tienen su aparato reproductor atrofiado, lo que no les permite reproducirse.

Las obreras son las responsables de polinizar las flores y de extraer el néctar de ellas. Además producen la cera con la cual construyen la colmena, transforman el néctar en miel, y una parte la convierten en la jalea real, que es el único alimento que la abeja reina puede consumir.

Las obreras no solo hacen todo este trabajo sino que además son las únicas equipadas con un aguijón venenoso para defender la colonia de intrusos o de cualquier peligro.

Cuando la abeja reina ha muerto, instintivamente las abejas obreras preparan la jalea real para alimentar a una sola de las larvas de las abejas en formación, pues al inicio todas son exactamente iguales, es la jalea real lo que hará la diferencia entre una obrera y una reina.

La abeja Reina

abeja reinaLa abeja reina es la creadora de toda la colonia, sin ella, ninguna del resto podría existir. La abeja reina no posee en su fisionomía ninguna herramienta que le permita hacer cualquier otro trabajo que no sea solamente la reproducción.

Esta puede poner hasta 3000 huevos por día, y además tiene la facultad de saber cuándo es necesario poner un huevo de hembra o un huevo de macho.

Esta abeja es un poco más grande que el resto y se estima que puede llegar a vivir hasta 4 años, lo que la hace la más longeva entre las demás.

Se alimentará durante toda su vida de jalea real y sólo saldrá de la colonia si es necesario para volar a buscar a algún zángano que pueda fecundarla en caso de que fuese estrictamente necesario.

Estos tres tipos de abejas son las que conforman ese increíble mundo tan complejo y organizado como es el mundo de las abejas.

Su vida útil estará marcado por el servicio a su reina, por las cuales serán capaces de entregar su vida para protegerla a ella, a la colmena y a la miel.