Colmenas de abejas de segunda mano.

Rate this post

Colmenas de abejas de segunda mano, la colmena es el lugar que servirá como vivienda para una determinada colonia de abejas, por lo que, ciertamente, comprende a la colonia que habita dentro de ella.

La capacidad de acogimiento de una colmena de segunda mano puede superar los ochenta mil (80.000) pobladores. El interior de dichas colmenas de segunda mano, está clasificado en tres partes, una parte para cada clase de abeja, y para que estas puedan realizar sus labores correspondientes de obreras, zánganos o abeja reina. Aunque esta ultima es una sola, y la más poderosa de todas.

Colmenas de abejas de segunda mano.

Colmenas de abejas de segunda mano

La población de abejas más común son las obreras, estas representan la partecon más integrantes dentro de la colmena.

Cabe destacar que las abejas son muy diferentes al resto de los insectos, ellas no forman sus colonias del modo convencional, como lo hacen otros insectos voladores.

Desde el momento en que son puestos los huevos ya se sabe a que grupo pertenecerán cuando sean unas abejas adultas, factor  que influirá en la crianza y alimentación que estas reciben.

La abeja reina es la única que es criada de una manera diferente, su alimentación también es diferente, ya que las otras abejas son alimentadas con polen, mientras que la abeja reina será alimentada con jalea real.

La abeja reina estará a cargo de la colonia hasta que sea momento de abandonar la colonia, entonces llevará con ella una numerosa cantidad de abejas obreras. Dejará a la abeja reina más joven a cargo del resto de las abejas que se quedan en la colmena de segunda mano.

Este proceso es conocido como enjambrazón, mientras que por su parte el grupo de abejas restante en la colmena de segunda mano será conocido como enjambre.

Por otro lado, al grupo de colmenas coladas en un terreno específico por un apicultor será un apiario.

Estructura de una colmena.

Las colmenas de segunda mano constan de varias partes, donde las abejas se encargaran de desarrollar sus labores específicas asignadas dependiendo de cual sea su clase.

En primer lugar se encuentra el suelo de la colmena, y el tablero de vuelo. Luego está la cámara de cría o alza inferior donde son depositados los huevos de abejas.

Seguidamente se ubica el alza mielífera, la entretapa de madera, o bien puede ser de otro material, esta tiene un agujero en el centro para facilitar la alimentación de las abejas. Sobre todo esto se ubica el techo de la colmena, y finalmente los cuadros móviles.

La colmena y las abejas.

Una colonia de abejas está compuesta por una abeja reina, las abejas obreras y los zánganos. La reina, quien será la abeja autoritaria, tiene la capacidad y la misión de poner huevesillos, los distribuye, y mantiene a la colmena en orden con la utilización de sus feromonas.

Esta pone un huevo en cada celdilla del panal, la cantidad de  huevos varía dependiendo de cuál sea la estación del año, y de las condiciones de la colonia, o sea,  si hay pocas flores la reloección de néctar y polen es escasa, la puesta de huevos disminuirá.

No obstante cuando las flores reaparezcan, casi de inmediato incrementará la puesta de huevos. Cabe destacar que la abeja reina puede llegar a poner dos mil huevos a diario durante ese determinado período de tiempo.

Por su parte, las obreras una agrupación muy numerosa. Estas se encargarán de ir a recolectar el néctar con el que se fabrica la miel para su alimentación y con el pan de abeja nutrir a las larvas de abeja, que habitan en las celdillas de los huevos depositados por la abeja reina.

Las abejas obreras segregan la cera por medio de sus glándulas ubicadas en la parte inferior de su abdomen, esta misma cera será el material indicado para la construcción de las siguientes celdillas de los panales, y las sellan con una finísima capa, a este procceso se le llama opercular, y lo realizan tanto para las celdillas de cría como para las de miel.

La tercera y última clase de abeja en la jerarquía de la colonia, la conforman los zánganos, estos son los machos. Su período de vida es corto, ya que mueren después de fecundadar a las reinas vírgenes, cuando su aparato reproductor se desprende de su  cuerpo,  éste mismo queda adherido al cuerpo de la reina para permitir que los espermatozoides lleguen a su destino.

Al culminar la temporada de reproducción las abejas obreras se encargan de  eliminar a la mayoría de los zánganos, exceptuando a las colonias aquellas colonias más fuerte donde les permiten sobrevivir.

Medidas estándares para colmenas de segunda mano.

colmenas de segunda mano

Las medidas específicas para cada una de las partes que forma una  colmena de segunda mano serán descritas a continuación:

  • Medidas para la cámara de cría: estas varían según sea su número de cuadros, si se trata de una estándar con 12 cuadros entonces las medidas en centímetros serían de 49 x 34,5 x 41.
  • Medidas de alza inferior, en colmenas mixtas, estas medidas pueden adaptarse cuadros de media alza perpendiculares de 35 x 30 cm.
  • La medida del cuadro de alza miel sin marcos es de 35 x 30.
  • La superficie de cuadro es de 160 dm² sin marcos, y 240 dm² con marcos.

Finalmente, la capacidad total  de la colmena de segunda mano que funcionará como el hábitat para las abejas, será de 84,8  84 l x 65,9 l  x 56,7 l, o sea, 3 cuerpos.

Colmena de segunda mano en acción.

Como fue explicado anteriormente, las colonias que habitan las colmenas de segunda mano están compuestas por una reina, obreras y los zánganos.

La abeja reina es la superior a todas, recibe un tarto diferente al de sus subordinados, durante las temporadas de apareamiento es fecundada masivamente por los zánganos que son los machos.

La abeja reina es la única dentro de la colmena de segunda mano con la capacidad de ponder huevos, ya que las abejas obreras son infertiles y los zángas son machos que simplemente se encargan de fecundarla, más tarde los zánganos mueren.

Cada abeja dentro de una colmena de segunda mano, tiene una función asiganda, sin embargo, su objetivo principal siempre será defender a su reina y alimentar a sus crías para dar continuidad a este ciclo de vida que se desarrolla dentro de las colmenas de segunda mano.

Importancia de las colmenas de segunda mano en acción.

Aunque puede resultar un poco irónico, las colmenas de segunda mano tienen una gran importancia ya que  no todas las personas pueden adquirir colmenas de primera mano. En algunos países las colmenas suele costar mucho dinero.

También afecta a la economía del apicultor ya que no la puede adquirir.

Por lo tanto la colmena de segunda mano tiene una gran importancia, las personas pueden adquirir una colmena de segunda mano sin ningún problema a un precio totalmente accesible.

Además la colmena de segunda mano fomenta la apicultura en todo el mundo.

Las colmenas de segunda mano tienen una gran importancia ya que también son colmenas ecológicas  y se puede también utilizar como material de reciclaje para diversos usos, muchos apicultores compran grandes cantidades de colmenas de segunda mano en un buen estado para luego hacer una mejor colmena ya que casi todas las colmenas contienen unas medidas parecidas.

Las colmenas de segunda mano contribuyen de una forma impresionante con el medio ambiente ya que no se tiene que sacrificar o talar ningún árbol para hacer otra colmena.

La colmena de segunda mano normalmente le suele encantar a los apicultores ya que suele ser fácil de manejar y curiosamente las abejas se suelen acostumbrar rápidamente a estas colmenas, por lo tanto se recomienda  adquirir una colmena de segunda mano ya que tiene un buen precio y también se contribuye con el medio ambiente.

Las colmenas de segunda mano en el mercado.

Las colmenas de segunda mano tiene un precio sumamente económico, cualquier persona puede comprar una colmena de segunda mano, en muchos países los gobiernos para promover la apicultura donan las colmenas de segunda mano.

En algunos casos los gobiernos las venden pero con un precio por debajo del mercado.

Aunque las colmenas de segunda mano son sumamente económicas también suelen ser escasas ya que sencillamente los apicultores novatos o los apicultores aficionados prefieren comprar colmenas sin ningún tipo de uso.

Para comprar las colmenas de segunda mano es necesario que el apicultor esté  seguro si le llegará a funcionar para las abejas, ya que las abejas son insectos sumamente inteligentes y no le llegue a agradar la colmena.

Las colmenas de segunda mano estimula al crecimiento económico del apicultor ya que el apicultor puede ahorrar cierta cantidad de dinero y lo puede invertir en diversas áreas de la apicultura tales como se puede comprar un ahumador.