Tipos de colmenas de abejas

Tipos de colmenas de abejas, el presente artículo tiene como objeto dar a conocer una serie de temas relacionados con las abejas: definición, características, clases, comportamientos y datos curiosos sobre este fantástico insecto. También tocaremos el tema de la vida dentro de la colmena, su organización, hábitos y los diferentes tipos de colmenas que existen. Sin más dilación, comencemos.

Empecemos definiendo algunos términos que nos serán de gran utilidad más adelante. Comencemos con Apicultura. La palabra Apicultura tiene su origen en el latín, donde Apis significa Abeja, mientras que Cultura hace referencia a la palabra Cultivo, por lo tanto, Apicultura se puede traducir como aquella ciencia encargada del cultivo o cría de las abejas (en la mayoría de los casos, con fines comerciales).

Características de las abejas.

Tipos de colmenas de abejas

Las abejas sobresalen de todo el reino animal por ser insectos organizados, que cooperan entre los para sobrevivir y respetan una jerarquía bien establecida. Las abejas pertenecen al orden de los Hymenópteros; es decir, aquellos insectos que poseen la capacidad de volar, grupo que comparte con las avispan y las hormigas. La división general de una abeja es sencilla. Se compone por tres partes principales, cada una de ellas está compuesta por órganos aptos para las exigencias de su día a día, estas partes son: cabeza, tórax y abdomen.

Las abejas son las encargadas de fabricar uno de los alimentos naturales con más alto valor nutritivo: la miel, además de ser las encargadas de llevar a cabo la polinización de las flores. El proceso de polinización de las flores es uno de los más importantes en el mundo natural y es el que ha hecho posible la vida sobre el planeta tierra tal y como la conocemos. Casi un tercio de todos los alimentos que consume el hombre requieren del proceso de polinización hecho por las abejas. Las abejas son un gran aliado para la raza humana.

Una de las características más resaltante de las abejas es que son insectos que se viven en sociedad, esto ha sido un factor clave para su supervivencia a lo largo de la historia. El lugar donde hacen vida recibe en nombre de colmena o colonia. Todo el esfuerzo y trabajo lo hacen en pro de la colmena, para protegerla y asegurar así una nueva generación. La vida en la colonia está determinada básicamente por las tres distintas clases de abejas que existen. A continuación vamos a definir cada una de ellas.

Clases de abejas

Existen tres clases de abejas, cada una de ellas cumplen un rol importante en la colmena. Estas son: la abeja Reina, la abeja Obrera y la abeja Zángano. La primera de ellas, la abeja Reina, es una abeja hembra encargada de poner los huevos que contienen nuevas abejas. Cuando la abeja Reina es una abeja adulta, sale de la colmena y avisa a las abejas zánganos que está preparada para ser fecundada. Un gran número de zánganos se lazan a por ella y solo uno logra su objetivo. Después de ser fecundad, en una especie de ceremonia denomina “vuelo nupcial”,  la abeja Reina regresa a la colmena y unos días después comienza a poner huevos. Como dato curioso, el zángano que logra fecundar a la abeja Reina muere a las pocas horas, ya que la abeja Reina se queda con sus órganos sexuales al finalizar el acto sexual. Solo existe una abeja Reina por colmena.

La siguiente es la abeja obrera. Esta abeja tiene los trabajos más arduos de las tres clases de abejas, ya que es la que se encarga de la alimentación de tanto la abeja Reina como de las crías de esta, protegen a la colmena con su vida, son las encargadas de fabricar y mantener la colmena, recolectan polen y néctar, entre otros trabajos. Son las abejas más comunes dentro de la colmena y no poseen órganos reproductivos desarrollados, por lo que no pueden ser fecundadas.

Por último tenemos a la abeja zángano. Esta es una abeja macho que tiene un tamaño mayor que la abeja obrera y poseen la reputación de ser abejas perezosas, pero la razón de su inactividad es que no cuentan con las herramientas para realizar algunas funciones dentro de la colmena, como, en cambio, si posee la abeja obrera.

La colmena de las abejas.

Dentro del mundo de la Apicultura, cuando se utiliza el término “colmena” se hace referencia a una especie de lugar donde las abejas trabajan y hacen vida. Por lo general la colmena está dotada de varios cuadros con la capacidad de poder ser removidos con facilidad, los cuales son organizados de tal manera que las abejas puedan realizar su trabajo sin que estas les estorbe. La creación de estas colmenas se le debe al famoso apicultor estadounidense James Langstroth, quien en el año 1851 creó el primer la primera estructura que incorporaba paneles movibles, antecesora de las que se utilizan en la actualidad. En el año 1853, Langstroth publica sus primero trabajos junto con un manual para su invento. Posteriormente, gran cantidad de científicos han hecho sus propios tipos de colmenas, dependiendo de la necesidad observada. En la actualidad solo tiene tres modelos: la comenta Langstroth, la colmena Dadant y la colmena Layens.

Tipos de colmenas

A continuación, vamos a mostrar las características más relevantes de los tres tipos de colmenas que existen en la actualidad, destacando sus principalmente sus ventajas y las funcionalidades que ofrecen.

Colmena Langstroth

Desde su primer modelo, la colmena Langstroth ha tenido varios cambios. Uno de los más relevantes es la incorporación de un “excluidor de reinas” y una zona especial para que las abejas puedan escapar. Este modelo es utilizado por un gran número de apicultores alrededor del mundo, debido a las ventajas que posee.

Este tipo de colmena cuenta con la capacidad de poder almacenar alrededor de unos 10 cuadros y cuanta con un sitio especial para almacenar la miel con 10 cuadros más. Dichos cuadros poseen poco más de 40 centímetros de largo y unos 20 de alto. La tapa superior y la inferior se fabrican con tablas de unos 10 y 20 centímetros, respectivamente.

El desplazamiento de las abejas a través de estos paneles es bastante fluido, ya que puede realizarse por arriba, en la mitad o por la parte inferior del mismo.

En relación al material de construcción, a pesar de que al principio se podría pensar que se fabrican con un tipo especial madera, la verdad es que se fabrican de muchos tipos, como el pino y el abeto. Como dato curioso, podemos encontrar colmenas de este tipo fabricadas de plástico. Como dato curioso, en España, podemos conseguir este mismo modelo bajo el nombre de “Perfección”.

Colmena  Danant

Este tipo de colmena es el resultado de los primeros cambios que se le realizaron a la colmena Langstroth, por un reconocido apicultor también americano de apellido Danant, y se ha convertido en su principal rival comercial. En relación a sus dimensiones, este tipo de colmena es bastante similar a las colmenas del tipo Langstroth, solo que la altura de sus cuadros es un poco mayor, cerca de unos 10 centímetros más, mientras que los paneles dispuestos para que las abejas fabriquen miel es de solo 13 cm. El resto de sus características son idénticas a las Langstroth. Este tipo de colmenas es ideal para aquellos apicultores que no quieran o no puedan hacer grandes esfuerzos (debido a que los paneles  solo miden 13 cm de altura y por ende pesan menos). En España se comercializar bajo el nombre de “Perfección Industrial”.

La colmena Layens

Esta colmena fue fabricada por un apicultor francés, con el objetivo de ser una utilizada mayormente por campesinos de este país. Este tipo de colmena también ha tenido varias modificaciones a lo largo de los años, sobretodo en busca de un diseño más sencillo y práctico. Sus cuadros son más resistentes que los otros dos tipos, de unos 35 centímetros de altura por unos 30 centímetros a lo ancho. El cabezal de este modelo se fabrica con maderas de unos 25 mm de grosor, mientras que los laterales son de unos 30 mm.

La principal ventaja de este modelo es, como se mencionó anteriormente, la sencillez y robustez de sus partes, lo cual también se ha convertido su principal inconveniente, ya que se requiere un mayor esfuerzo para su construcción y además, posee dificultad para poder fabricarse de una forma automatizada, lo cual repercute directamente en su valor comercial.

Aún así, el modelo Layens es utilizado por muchos apicultores en la actualidad. Por último, en relación a las características de la miel que se produce en estas colmenas, tenemos que poseen un tono más oscuro y se cristalizan con mayor rapidez, pero eso no suele ser un inconveniente para los principales productores de miel de Francia y Alemania, ya que importan grande cantidades de miel al año.