Traslado de colmenas de abejas melíferas

Traslado de colmenas de abejas melíferas
5 (100%) 1 vote[s]

Traslado de colmenas de abejas melíferas, las abejas son insectos que se consideran de gran importancia para la humanidad y para el planeta, al ser las principales polinizadoras de plantas, su trabajo contribuye a que existan las flores, que haya fruto y que las plantas continúen su reproducción.

Traslado de colmenas de abejas melíferas

Traslado de colmenas de abejas melíferas

A lo largo del mundo se han iniciado campañas, principalmente por apicultores y organizaciones ecológicas que buscan de alguna manera proteger la vida y el desarrollo de las abejas.

En muchos países del mundo las abejas son vistas como una plaga, y esta visión errónea ha causado que muchas personas destruyan sus colmenas utilizando cualquier método disponible, por muy rudimentario y dañino que este sea.

El, fuego, los insecticidas y pesticidas, entre otras medidas, son tomadas para el exterminio de colonias enteras. Científicamente, la disminución de la población de las abejas podría afectar considerablemente el equilibrio ecológico que hoy conocemos, que ya de por sí, está siendo perjudicado por lo que se conoce como el cambio climático, debido a la contaminación humana que es la responsable del calentamiento global.

Abejas, ¿peligrosas para los humanos, o al contrario?

Las abejas tienen en su historial a muchas personas que han fallecido a causa de sus picaduras, no es falso que existan especies de abejas más agresivas y territoriales que otras, y esto ha derivado en situaciones fatales.

Sin embargo, la mala fama no ha correspondido a la verdad; las estadísticas han demostrado que existen otros animales considerados “menos peligrosos” que han causado más muertes.

En Estados Unidos, de hecho se han registrado más muertes a causa de perros que por picaduras de abejas. Algo que llama mucho la atención, ya que los caninos son animales domésticos y cohabitan con los seres humanos sin que estos los consideren animales altamente peligrosos o asesinos. La realidad, más bien, es que las abejas se están viendo más afectadas por la mano del ser humano que al revés.

Cada año, las personas matan millones de abejas con insecticidas, que se vierten en los cultivos, además de destruir las colmenas cuando se encuentran cerca de zonas pobladas, o de sencillamente prenderles fuego.

Existen naciones, sobre todo en Asia, en donde hay especies de abejas que se han visto en peligro por estas circunstancias, y que es en esos casos en donde la apicultura ha jugado un papel esencial para mantener a salvo la especie y garantizar su subsistencia.

Por esta razón, cuando las abejas fabrican colmenas en lugares de riesgo para ellas y para seres humanos, en vez de destruirlas, estas son trasladadas a lugares más seguros en donde puedan desarrollarse sin que eso represente un peligro para las personas ni para ellas.

Traslado de las colmenas


Trasladar una colmena de un lugar a otro es una labor que siempre va a acarrear peligros consigo si no se tienen los conocimientos necesarios.

Una amala ejecución puede causar que las abejas se sientan amenazadas y esto las incite a atacar. Por esto es necesario conocer las herramientas de las que se puede disponer para la realización del traslado sin que represente algún peligro.

Bien, el traslado de las colmenas se realiza en la apicultura cuando se cambia de apiario, o cuando se busca llevar a las abejas a otros campos con mayor floración o sencillamente por una pequeña reubicación. Para ello se deben seguir una serie de pasos.

En primer lugar se debe tratar de trasladar la colmena asegurándose que todas las abejas de la colonia estén dentro. Para ello, el traslado generalmente se hace de noche o en las horas de la madrugada, cuando las abejas se encuentran dentro de la colmena.

Posteriormente, y como es de suponer, se debe cerrar la tapa de entrada para que estas no puedan salir hasta haberse completado el traslado exitosamente.

Una vez trasladada la colmena, ya sea unos metros o varios kilómetros, se deja la colmena en el nuevo lugar y se mantiene cerrada por un período aproximado de 15 a 20 minutos, antes de volver a abrir la colmena; esto es para que las abejas se establezcan antes de destaparlas.

Generalmente, para ralentizar un poco la salida de las abejas en su nueva ubicación, se coloca un poco de hierba en la entrada, esto permite que las abejas no se precipiten al salir y que entiendan que ha habido un cambio al cual tendrán que adaptarse.

Es recomendable en el traslado de colmenas, que al momento de realizar el traslado de las abejas, se haga precisamente en horarios de poco tráfico de personas, en especial cuando en el camino existen lugares como centros médicos, escuelas, etc. Esto con el fin de evitar que puedan provocarse circunstancias que afecten a las abejas o que en caso de que algunas abejas logren salir de la colmena, puedan atacar a otras personas o niños.

Un dato importante que se debe tomar en cuenta al momento de trasladar una colmena es la temperatura. Una temperatura que tienda a elevarse dentro de la colmena puede alterar a las abejas o en el peor de los casos matarlas.

Es por esto que se recomienda que se tomen medidas al respecto sobre todo en las estaciones calurosas como el verano. Por esa razón, los apicultores recomiendan hacer los traslados en horas de la noche o madrugada, no solo por el hecho de que las abejas están en ese momento dentro de la colmena, sino también porque a esa hora las temperaturas son frescas y seguras para las abejas al momento de encerrarlas.

Las abejas, de igual manera deben cuidarse de movimientos muy brucos durante el transporte. En un cajón de apicultor, hay generalmente nueve placas o marcos de madera muy cercas uno de otro, los movimientos bruscos pueden hacerle daño a las abejas o a las crías.

Si en el transporte de la colmena también está incluida el alza, es recomendable que estas estén vacías y sin cargas de miel, para evitar el derrame de esta. Si llega el momento en el que se hace necesario trasladar una colmena de abeja melífera, es muy importante que se sigan estos pasos, de esta manera se garantizará un transporte exitoso con el menor daño posible a las abejas.