Miel de abejas beneficios para la piel

Miel de abejas beneficios para la piel
5 (100%) 1 vote[s]

Miel de abejas beneficios para la piel, en este nuevo artículo vamos a desarrollar diversos conceptos relacionados con el mundo de las  abejas y su principal producto: la miel. Entre los temas que se van a tratar están: La miel y sus propiedades, su utilización a lo largo de la historia, su composición química y también hablaremos sobre los múltiples los beneficios que brindan para el tratamiento de distintas afecciones en la piel. Sin más dilación, comencemos.

Miel de abejas beneficios para la piel

Desde hace muchísimo tiempo la miel que producen las abejas es considerada muy beneficiosa para el hombre. De hecho, se tienen registros científicos que hablan sobre su excelente valor nutricional y sobre su utilización en el mundo de la medicina, sobre todo para el tratamiento de heridas en la piel.

Por citar un ejemplo, se han descubiertos pinturas en cuevas que datan de unos 6000 años A.C donde se observa que el hombre consumía miel. Los antiguos egipcios, los griegos, los chinos, los romanos la usaban para curar sus heridas.

En años reciente la ciencia ha puesto el ojo nuevamente en esta sustancia, debido a sus propiedades antibacterianas y su eficiencia en la reconstrucción y cicatrización de tejidos.

Diversos estudios sostiene que la miel posee propiedades antiinflamatoria y antioxidantes, las cuales son excelentes razones para su uso terapéutico. Inclusive, se ha determinado, dentro de los diferentes tipos de miel, que unas son más eficientes que otras y esto está relacionado con la zona donde las abejas habitan y buscan el néctar (elemento principal en su fabricación), ya que su composición química varia y por ende su valor medicinal.

Abejas

Las abejas son conocidas como insectos con un comportamiento social, eso es debido a que hacen vida en una colonia, que puede llegar a estar compuesta por unos 40.000 insectos, los cuales cumplen funciones muy específicas, dependiendo de su clase (abeja Reina, abeja Obrera o abeja Zángano).

Las abejas producen un gran número de beneficios para el hombre: productos como la miel, la cera de abeja, la jalea real, el veneno (el cual es usado para múltiples aflicciones crónicas), entre muchos otros.

Miel de abeja

La miel es una sustancia con un alto contenido de glucosa y fructosa, que no atraviesa el proceso de fermentación y que es producida por las abejas (más en específicamente, por la Apis Mellifera).

La miel de abeja proviene del néctar de las flores, el cual es recogido por la abeja, procesado y almacenado en los paneles de la colmena para su propio consumo. Entre las flores de las cuales las abejas extraen el néctar están el eucalipto, el trébol, el romero, entre muchas otras. La miel de abeja es usada en muchas culturas alrededor del mundo. Incluso, libros sagrados como la Biblia y el Coral hablan sobre esta sustancia y sobre los beneficios que ofrece al hombre.

Composición química de la miel.

La miel es una sustancia formada por un gran número de componentes, alrededor de unos 200. Su composición principal es el azúcar. Más de un 90% de la miel son hidratos de carbono, de los que resalta la glucosa (un 30 %) y la fructosa (un 40%), también posee un sin número de vitaminas, antioxidantes, enzima, ácidos orgánicos y aminoácidos.

Es importante señalar que la composición de la miel no es única, y depende de múltiples factores, como por ejemplo el polen que utilizan las abejas, el néctar que extraen de las flores, condiciones climatológicas y el proceso de transformación de esta sustancia dentro de la colmena.

Beneficios de la miel de abeja en la piel

Hoy en día la miel de abeja es ampliamente utilizada en el tratamiento de diversas afecciones en la piel. A continuación vamos a hablar sobre sus diversas aplicaciones en este campo.

La miel de abeja para las quemaduras en la piel.

Las propiedades antibacterianas de la miel de abeja son una excelente forma de minimizar la proliferación de bacterias en las heridas infectadas debido a quemaduras en la piel. La miel de abeja combate gran variedad de microorganismos, inclusive aquellos que presentan una resistencia a los antibióticos. Además, la miel de abeja posee agentes que fortalecen el sistema inmunológico y facilita la producción de anticuerpos. Diversos estudios han demostrado que si se combina la miel con fármacos comerciales se logra un efecto mayor en la lucha contra un gran número de diferentes bacterias.

La miel de abeja para la cicatrización de las heridas.

La cicatrización de las heridas es el proceso por el cual el cuerpo reconstruye los tejidos dañados y cuyo primer signo es la inflamación. La miel tiene la facilidad de “interactuar” con la estructura cedular de la piel y facilita la reconstrucción de los tejidos. Más específicamente, la miel promueve la angiogenesis y estimula la producción de linfocitos.

La miel y sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias en la piel

La miel presenta una serie de componentes que favorecen significativamente la cicatrización de heridas en la piel y, como se mencionó anteriormente, brinda efectos muy beneficiosos (sobre todo antibacterianos) para el tratamiento de heridas susceptible a infectarse o ya infectadas. En la  fase de infamación de la herida, reduce significativamente el dolor, ayuda al desprendimiento del tejido muerto y fomenta la producción de nuevo tejido sano. Además, permite que la herida cierre más rápido, lo cual ayuda a lograr cicatrización más rápida de la misma.  

Debido a sus propiedades antioxidantes, la miel es utilizada para la reducción del estrés oxidativo en las heridas, conduciendo a una reducción significativa de la fibrosis. Estos beneficios se observan con más frecuencia en mieles de color oscuro, ya que poseen compuestos fenolicos, los cuales son ricos en antioxidantes. Pero no solo esos, la miel también posee compuestos antioxidantes como las vitaminas del complejo B, la reductasa, el selenio y el ácido ascórbico.

La miel y sus usos tratamientos de belleza.

Como seguramente ya sabes, la miel es utilizada en muchos tratamientos de belleza. Esto se debe principalmente a su capacidad para retener la humedad que se encuentra en nuestra piel. La miel es usada para hacer mascarillas faciales, y es mezclada con diversos aceites como el aceite de olivo. También está presente en cremas para la piel y para el cuidado del cuero cabelludo.

Sin duda alguna, la miel es una de los sustancias más beneficiosas para el cuidado y salud de la piel, especialmente para la cara, donde posee efectos desintoxicantes y reconstructivos, retardando la aparición de arrugas y otros signos de la edad. También funciona como un agente cicatrizador y su uso favorece la limpieza y el fortalecimiento de la piel. Si se usa diariamente sobre la piel, dada todas las vitaminas y minerales que posee, se observará una piel limpia y radiante, ya sea que se aplica en forma directa o a través de jabones o cremas que se comercializan.

Recetas con miel para el cuidado de la piel

Una receta básica de una mascarilla para la cara es tomar leche tibia, agregarle una yema de huevo, unas gotas de aceite de olivo y una par de cucharadas de miel. Luego se aplica dando pequeño masajes circulares en la cara, se deja reposar por unos 15 minutos y se enjuaga con abundante agua tibia. Los efectos son inmediatos. Se tendrá una piel libre de grasas y un cutis sedoso.

Otra receta bastante popular es la de mezclar miel con azúcar y jugo de limón. Esta mezcla es un magnífico exfoliante natural, debido a las propiedades hidratantes de la miel. La azúcar en granos actúa como una especia de pulidora en la piel, despojándola de impurezas. El limón es un excelente blanqueador de la piel.

Si pones en un recipiente aguacate maduro triturado junto con miel y aplicas esta mezcla en el rostro obtendrás una piel suave, disminuyendo la aparición de las líneas de expresión y bolsas que aparecen bajo los ojos por estrés y cansancio, además de ser una agente humectante y remover imperfecciones en la piel.

Para combatir las manchas en la piel, la miel es una alternativa bastante útil. Puedes agregarle miel en una infusión de té caliente, dejarla reposar, y mezclarla con unas gotas de jugo de limón. Aplícala sobre la zona afectada y déjala reposar por unos minutos. Esta mezcla también es perfecta para las quemaduras productos por la exposición prolongada del sol en tu día de playa.

La miel es fantástica para el cuero cabelludo. El procedimiento es bastante sencillo, solo vierte algunas cucharadas de miel sobre tu cabeza y deja reposar por unos 20 minutos. Luego enjuaga con abúndate agua. Esto también ayuda a combatir la resequedad y la caspa del cabello.

Como recomendación final te podemos decir que incluir miel en tus comidas también es una excelente manera de cuidad tu piel, gracias a las innumerables vitaminas minerales que esta sustancia posee. Por ejemplo, puedes incluir miel en la preparación de postres caseros, panes y dulces. También sirve como sustituto para el azúcar.