Calorías de la miel de abejas.

Calorías de la miel de abejas, la miel de abejas es un endulzante natural simple, lo que quiere decir que se debe consumir en cantidades moderadas, estableciendo como promedio dos cucharadas diarias, según nutriólogos, esa sería la cantidad ideal. De tal manera podría disfrutar de los beneficios que proporciona leste endulzante natural para la salud del ser humano, y cuidar la salud al mismo tiempo.

Calorías de la miel de abejas.

Calorías de la miel de abejas

Aquellos que consumen la miel de abeja con regularidad, siempre deben tener en cuenta la suma total de calorías que tiene en promedio una cucharada de miel. Cabe destacar, que la miel siempre será una opción más saludable que los azúcares refinados, ya que esta es de origen natural y contiene agua. En tal sentido las calorías de la miel son de alrededor de 322 por cada 100 gramos.

Tomando en cuenta lo mencionado con antelación, en el caso de ser una cucharada rebosante de miel, esta pesaría de 25 a 30 gramos, quiere decir que esta tendrá entre 80 y 96 calorías. Algunos otros contenidos de la miel son las proteínas con 0.2 g, la grasa 0.0 g, y finalmente los hidratos de carbono con un valor de 78.0 g por cucharada.

Propiedades.

La dulce y siempre saludable miel, tiene propiedades que favorecen a  la salud como la belleza de las personas. Además la miel posee propiedades terapéuticas, entre ellas se destaca: su uso externo para heridas, debido a  sus cualidades antimicrobianas y antisépticas. De tal manera, la miel ayudará a cicatrizar y a prevenir contaminaciones en heridas o quemaduras ligeras.

También es utilizada a nivel cosmético en cremas, mascarillas faciales, exfoliantes, tónicos, gracias a sus cualidades astringentes y balsámicas.  Asimismo debido a su contenido de azúcares simples, es altamente calórica lo que la hace de asimilación rápida, por lo que es una muy buena fuente de energía.

Esta sustancia puede ser regenerativa, es buena para disminuir las ojeras y bolsas debajo de los ojos. Aplicando una cucharada en un vaso con agua tibia y usando un algodón se mopea en la zona debajo de los ojos por unos diez minutos, esto ayudará reducir las indeseadas ojeras y bolsas, y a que el rostro y la vista no luzca cansada.

La miel tiene una amplia variedad de nutrientes. La cantidad de nutrientes varía según el área en la que se colecta. Los principales elementos que conforman la miel son azucares como la glucosa y levulosa, el agua, catalizadores, sales minerales, fibra, calcio, lípidos, magnesio, carbohidratos y potasio. Al Igual que vitaminas y aminoácidos.

Además, la miel de abeja oscura no procesada, contiene una variedad más amplia de vitaminas y minerales, que la miel de colores claros procesada. El color y sabor de la miel no se depende de las abejas, esto dependerá de la fuente de donde el néctar sea extraído.

Entre las flores preferidas de las abejas para la extracción de néctar y recolección de polen se encuentran, los tréboles, la flor de naranja, el diente de león, la frambuesa y el tomillo.  

Cuando se desee endulzar las bebidas no se debe usar azúcar, es más recomendable aprovechar las propiedades endulzantes naturales de la miel, no obstante se debe tener permanentemente en cuenta que la miel de abeja también contiene azúcares que darán algunas calorías si se consume en exceso.

Almacenando la miel de abeja en un contenedor hermético sellado en un lugar fresco y seco puede durar en buen estado hasta por un año, si se conserva en estas condiciones. Si se mantiene refrigerada, es posible que se cuaje, sin embargo es posible hacerla líquida nuevamente al colocarla en agua caliente de 2 a 5 minutos.

La miel no engorda en sí, en realidad tiene numerosas propiedades que ayudan al sistema nervioso, y a todo el cuerpo en general a mantenerse en buenas condiciones, lo que pasa es que contiene mucha azúcar simple y natural, proporcionando mucha energía al cuerpo de quien la consume, pero esa azúcar no es dañina, más bien esta puede ser beneficiosa.

No tiene muchas calorías, pero se debe ingerir con cuidado, en pocas cantidades al día, ya que si se consume de más, luego se puede tener repercusiones, así que lo ideal es ingerir una cantidad moderada.

El azúcar y la miel.

Muchas veces las personas hacen parecer al tema del azúcar tan complicado que nadie puede entenderlo a simple vista. Aunque este no tenga mayores complicaciones, el cuerpo siempre trata al azúcar procesado de la misma manera sin importar cuál sea la fuente del azúcar.

Una vez es consumida, no existe una gran diferencia entre la miel y el azúcar procesado. La miel contiene dos azúcares simples llamados glucosa y fructosa, mientras que el azúcar procesado tiene las mismas dos azúcares, la diferencia radica en que ellas están unidas para formar un doble azúcar llamado sacarosa. Amabas terminan del mismo modo.

Cuando la sacarosa, o sea el azúcar doble, llega al intestino, se descompone el único azúcar en glucosa y fructosa. Es dicho que la miel es una provee rápidamente con energía y que también es una rica fuente de minerales, y no engorda si se consume adecuadamente.

Esto es cierto pero a veces es expuesto de manera engañosa, ya que la miel contiene agua no tiene calorías y el azúcar refinado tampoco. Cada cucharada de azúcar constituye un aproximado de 64 calorías a diferencia de la miel que está formada en mayor medida por fructosa natural y agua, por lo que dicha cantidad disminuye hasta 46 calorías por cucharada.

Se dice que la miel es una excelente fuente de minerales como el hierro y el calcio, mientras que el azúcar no. Para satisfacer sus necesidades de hierro, usted tendría que tomar 10 tazas de miel al día, y para calcio, debería tomar 40 tazas. Sin embargo es bueno implementar la miel en las comidas para una dieta saludable.

Lo que sucede con el azúcar refinado es que es adictiva. No marca ninguna diferencia en su cuerpo si el azúcar extraído viene de la remolacha, caña de azúcar, flores, manzanas, uvas, dátiles o árboles de arce.

A menos que se trate de una persona diabética, que almacena grasa principalmente en el abdomen, tiene niveles de triglicéridos elevados en la sangre, tiene un nivel bajo del buen colesterol, y si está tratando de perder peso, se debe limitar en cuanto a los carbohidratos refinados, e incluir todos los azúcares que han sido extraídos de sus fuentes vegetales.

Consumo adecuado de la miel.

Las cualidades de la miel de abeja, especialmente cuando se encuentra en estado puro, son ampliamente beneficiosas y de suma importancia para la salud y para tener una dieta balanceada. Principalmente cuando se busca obtener los beneficios que esta proporciona es por esto que se debe conocer el cómo consumirla adecuadamente.

Cuando se mezcla con vinagre de manzana, el contraste entre la miel y vinagre ayuda a aliviar los dolores propios de enfermedades articulares como la artritis y el reuma, así como también otras dolencias. Combinada con una infusión de canela, resulta en un delicioso té, que además es muy eficaz para bajar de peso.

Igualmente junto con limón se puede preparar una gran infusión casera para el blanqueamiento de los dientes y mantenerlos siempre sanos, se debe mezclar solo la miel y limón en un recipiente.

También es ideal para acompañar platillos que contengan carne o pescado, atribuye un exquisito contraste. Igualmente, para la elaboración de pollo con miel o salmón con mostaza y miel.

Además en postres es más fácil implementar el uso de la miel. Es usual encontrarla en postres como frutas bañadas en miel o tartaletas de requesón con nueces y miel.

Beneficios.

  • Es una fuente energética muy eficaz.

 

  • Facilita el proceso digestivo, por lo que se recomienda consumir una cucharada antes de cada comida.

 

  • Esta sustancia es espléndida mejorando la circulación.

 

  • Los azúcares que contiene combaten el cansancio.

 

  • Una propiedad plenamente reconocida de la miel es su poder antiséptico y antibacteriano, que ayuda a prevenir y combatir infecciones. Una cucharadita de miel hacen funciona como cicatrizante y protector de la piel, también siendo empleada en quemaduras ligeras, heridas y enfermedades cutáneas como las erupciones.

 

  • Es magnífica como tratamiento para la gripe y algunas dificultades respiratorias.

 

  • La miel también tiene efectos laxantes y tranquilizantes.

 

  • Ideal para el cuidado de la  piel y el cabello, con mascarillas y baños de crema.

 

  • Proporciona energía que se metaboliza rápidamente, en cuestión de 15 minutos aproximadamente, de manera tal que el organismo procesa más rápido la miel que el azúcar, ya que se necesitan varias horas para metabolizar el azúcar. Es por esto que la miel es buena si es necesario una rápida subida de azúcar.

 

  • Contiene antioxidantes y antimicrobianos, por lo que es buena para combatir resfriados y tos.

 

  • Tomar siempre en cuenta el no abusar de la cantidad que se consume, indistintamente de si es miel o cualquier otro endulzante.