¿la miel de abejas es dañina para los diabeticos?

Rate this post

Miel para diabeticos En estos breves párrafos se tocarán diversos temas de sumo interés, como lo son: las abejas, la miel y la diabetes: Definición y tipos.

Con respecto a la miel, hablaremos sobre sus propiedades, composición y usos. Responderemos a una de las interrogantes más comunes en la medicina moderna: ¿El diabético puede consumir miel? El objetivo es brindarte la mejor información, que sea útil y sobretodo confiable. Sin más que agregar, comencemos.

Introducción

Miel para diabeticos

En la actualidad el hombre se ha mostrado muy interesado por todo lo que tiene que ver con “lo natural”, en especial por todas las especies que son de beneficio para el normal desenvolvimiento de la vida sobre el nuestro planeta.

Por tal razón, cada día se ponen en marcha planes orientados a la conservación del medio ambiente, evitando así su deterioro, y al mismo tiempo se implementan campañas que buscan sembrar conciencia en cuanto a los efectos nocivos de la contaminación de nuestros recursos naturales. Sin lugar a duda son las abejas uno de las especies más importantes para el mantenimiento de la vida tal y como la conocemos.

Abejas

Las abejas son insectos que pertenecen al orden de los Hymenópteos.  Los Hymenópteos es un grupo de insectos que tienen la característica de poseer alas y con ellas poder volar.

Dentro de este grupo podemos hallar también a las avispas y a algunos tipos de hormigas. Las abejas son un ejemplo de cómo la cooperación entre una misma especie puede lograr beneficios tan significativos.

Dentro de una colmena (sitio donde viven las abejas) podemos hallar hasta unos 30.000 insectos, todas con tareas bien específicas, que llevan a cabo diariamente y con total orden. Las abajes son las encargadas de fabricar uno de los productos con mayor valor nutricional y más cotizadas en diferentes culturas, nos estamos refiriendo a la miel.

Miel de abeja

La miel que producen las abejas proviene el néctar de las flores. Las abejas poseen órganos especializados para el trasporte de esta sustancia del campo al panal.

Las abejas también cuentan con órganos especialmente desarrollados para trasformar el néctar en esta valiosa sustancia azucarada, mediante la reducción de la humedad del néctar hasta en un 20%.

Uso de la miel en diversas culturas

Muchas culturas utilizaban la miel dentro de sus actividades. Por citar algunos ejemplos, la cultura egipcia descubrió que la miel es un excelente conservador, por eso utilizaban esta sustancia en el proceso de embalsamiento de sus muertos.

Los romanos también hicieron uso de la miel como parte de su dieta diría. Incluso, se decía que para llegar a una edad avanzada se debía consumir miel todos los días. La miel no podía faltan en los grandes banquetes y celebraciones. Los griegos, y sobre todo los atletas, usaban la miel antes de sus competencias, como una forma rápida para obtener energías.

La composición química de la miel

En relación a su aspecto externo, las mieles varían mucho, ya sea si hablamos de su color, su sabor, su viscosidad o su densidad. Esto se debe principalmente a las plantas que utilizan las abejas para fabricar miel, las cuales pueden ser eucalipto, romero, trébol, pino, tilo, girasol entre otras.

Como dato curioso, aquellas mieles con un tono más oscuros poseen una mayor acidez y alto contenido de vitaminas y minerales.

Por otro lado, en lo que respecta su composición química interna, el posee una alta concentración de azucares, sobre todo de glucosa y fructosa como es bien sabido.

Además de estos componentes, la miel posee un gran número de vitaminas y minerales, enzimas, carotinoides, aminoácidos, compuesto fenolicos y ácidos orgánicos. Son alrededor de unos 200 componentes, lo cual la convierte en uno de los alimentos con mayor valor nutricional.

Propiedades de la miel

Seguramente ya sabes que la miel es una excelente sustancia para aliviar varios síntomas del resfriado, como dolor de garganta, pero la miel posee muchas otras aplicaciones. La miel es una sustancia que poseen una gran cantidad de beneficios para el organismo.

Esto se debe a que cuenta con propiedades antiinflamatorias y  antioxidantes. También es muy útil para la restauración de tejidos, para combatir los desordenas de nutrición y enfermedades como la gingivitis. Incluso es usada como tratamiento de un sinfín de enfermedades gastrointestinales.

Además de todos estos beneficios, la miel también es utilizada en muchos tratamientos de belleza, ya sea en el cuidado de la piel, del cabello y hasta en tratamientos oculares. Hoy en día podemos hallar un gran número de portales web que ofrecen mil y un tratamientos de belleza a base de miel de abeja. Todos brindan resultados muy buenos y la mayoría en muy corto tiempo.

La miel también posee cualidades antibacterianas. Esto es como consecuencia de su alta concentración de azúcar, ya que la azúcar impide la proliferación de un gran número de bacterias. También posee propiedades regenerativas y cicatrizantes. Esta es sin duda alguna una de sus mejores propiedades. La miel es usada en el tratamiento de quemaduras y úlceras y también para curar heridas en personas diabéticas. En pocas palabras, ¡Nada mejor que la miel!

Diabetes

La diabetes es una enfermedad que ocurre cuando se tiene un elevado nivel de glucosa en la sangre, aunque es común que se refiera a ella como simplemente tener alto el azúcar en la sangre.

La glucosa proviene principalmente de los alimentos y es una de las principales fuentes de energías que usa nuestro organismo para desempeñas sus funciones. Nuestro páncreas produce una sustancia denominada insulina, la cual ayuda de regularizar el nivel de azúcar en la sangre, pero hay ocasiones donde el páncreas no produce lo suficiente o en plano no produce insulina, lo cual trae como consecuencia que el nivel de azúcar en nuestra sangre sea alto y no pase a las células para su aprovechamiento.

Es bueno señalar que la diabetes no tiene cura, por lo cual una persona diagnosticada con esta enfermedad debe seguir un tratamiento de por vida para lograr controlar el nivel de azúcar en la sangre y llevar una vida normal.

Tipos de diabetes

Existen tres tipos de diabetes. La diabetes tipo 1, la diabetes tipo dos y la diabetes gestacional. Hablaremos brevemente sobre ellas. La diabetes tipo 1 aparece cuando el cuerpo no produce nada de insulina. Suele ser diagnosticada en niños y adultos no mayores de 30 años, aunque es posible su aparición en cualquier edad. La diabetes tipo 2 es un tipo de diabetes que aparece con mayor frecuencia en personas adultas y ancianas, ya que el páncreas no produce insulina en forma adecuada. Y por último, esta la diabetes gestacional. Ésta se presenta en mujeres durante el periodo de embarazo, lo cual eleva las posibilidades de presentar diabetes de tipo 2 más adelante.

La miel como sustituto de la azúcar en las personas diabéticas.

Si eres un paciente diabético o si un familiar cercano fue diagnosticado con esta enfermedad, quizás te preguntes si es recomendable sustituir la azúcar por la miel en las  comidas. La respuesta es muy sencilla: no. Vamos a ver el por qué.

La dieta que debe cumplir una persona diabética está compuesta mayormente por fibras, debido a que las fibras poseen una característica especial: el tiempo necesario para que los azúcares que forman parte de su composición pasen a la sangre es mucho mayor en comparación a otras sustancias.

Recordemos que la miel está compuestas principalmente por glucosa y fructuosa, las cuales son azucares que reciben el nombre de azucares simples, ya que el tiempo necesario para pasar directamente a la sangre es muy bajo. En pocas palabras, es recomendable, si se tiene esta condición, evitar lo más posible el consumo de miel y sustituirla con un alimento rico en fibra.

El consumo de la miel solo es recetado a aquellas personas cuyo nivel de azúcar en la sangre es bajo (condición que recibe el nombre de hipoglucemia), entonces si es necesario que las azúcares simples pasen directamente a la sangre para que el organismo pueda aprovecharlas de forma inmediata. Pero este es un caso muy  puntual.

Quizás te preguntaras si es posible hallar una miel sin azúcar. Y de nuevo la respuesta es no. No es posible hallar una miel que no posea azúcar, sencillamente porque forma parte de su composición principal.

Por tal motivo, se debe ser muy precavido, ya que existe una gran cantidad de publicidad engañosa que afirman ofrecer este tipo de producto. Siempre se debe consular con un especialista en la materia si se tienen dudas y más si estamos hablando de nuestra salud.

En general, el consumo en pequeñas porciones de miel es bueno para el organismo, debido a que, como se mencionó anteriormente, a la gran cantidad de vitaminas y minerales que esta sustancia posee. Pero se debe tener moderación, ya que es un alimento con un alto contenido de glucosa.