Miel de Albaida

Miel de Albaida

La Anthyllis cytisoides, mejor conocida como Albaida, es una planta silvestre, que crece en clima mediterráneo. Es común encontrarla floreciendo junto al romero y el esparto. Los suelos donde brota esta planta presentan un alto contenido de materia orgánica.

Esto obedece a la particularidad de este arbusto de crear grandes depósitos de tal material.  Como planta ornamental para el paisajismo es muy aceptada y valorada gracias a la belleza de su follaje y sus flores. Se puede observar como arbusto decorativo en algunos lugares públicos como plazas, parque, isletas y rotondas.

Otro nombre por el que se conoce a la Albaida es Mata Blanca.  Pertenece a la familia de las leguminosas. Su hábitat por excelencia es España, pero puede observarse igualmente en el norte de África.

Es leñosa y alcanza hasta un metro de altura, aunque puede llegar al metro y medio o solo a los 90 centímetros, dependiendo de los suelos y el clima particular de su región originaria.

Sus ramas generalmente son rectas y están recubiertas por vellos finos y muy juntos entre sí, esto le confiere a sus ramificaciones un aspecto de pelusa blanquecina o gris en algunos casos.

miel ayunas caracteristicas

Su florecimiento ocurre entre abril y mayo, sus flores tienen forma de espigas, generalmente se observan dos o tres floraciones muy juntas, tienen el cáliz en forma tubular y su corola es de un intenso color amarillo. Sus semillas tienen una coloración entre verdosa y amarilla con forma de riñón.

Maduran entre julio y agosto. Puede crecer en casi cualquier tipo de suelo, se agrupan bajo la clase de plantas xerófilas y forman estructuras vegetales muy estables.

Las ramas del arbusto se utilizaban primitivamente para construir escobas. También las ramas se utilizaban como leña para los hogares y fogatas, son bastante inflamables. Las ramas entrelazadas funcionaron para la cría de gusanos de seda. Con ellas se construían marcos para tal fin.

Origen y cultivo

Esta planta es vulnerable al frio pero es capaz de soportar grandes incendios forestales, es común que brote de nuevo sobre suelos quemados. Su intenso color amarillo, tiene gran relevancia en la utilización de los arbustos en el paisajismo de las carreteras ya que atrae la mirada de los conductores sobre las orillas e isletas de estas vialidades urbanas.

Su germinación es muy corta, dura entre 15 y 20 días. En ocasiones se utilizan tratamientos pre-germinativos para mejorar las condiciones de las semillas.

Esta especie se considera melífera por excelencia, y su polen se reconoce como una materia prima de excelente calidad, aunque no logra igualar al romero y el azahar; su miel es muy deliciosa y nutritiva.  El cultivo de esta variedad es sencillo pues se reproduce por medio de sus semillas, las cuales fructifican abundantemente. Las semillas se recolectan, se limpian y ya están listas para la siembra.

Cada bulbo puede contener hasta 400 semillas. Cuando se conservan bajo los entornos adecuados de humedad y hermetismo, pueden ser viables hasta 3 años después de su recolección. Esta especie florece y perdura durante la primavera. Debido a su larga floración, las abejas disponen de mucho tiempo para recolectar el polen.

Estas flores son utilizadas en la medicina natural tradicional de la región para preparar jarabes para calmar la tos y otros síntomas de los estados gripales. También es muy solicitada para preparar infusiones para el asma.

 

La miel de Albaida

La miel de albaida es la que se obtiene por el procesamiento del néctar de las flores de la planta del mismo nombre. Como se mencionó anteriormente, la flor de esta planta es melífera.

Es decir, que su polen es capaz de generar una miel de gran calidad. Este tipo de miel obtenido se cataloga como monofloral debido a la abundancia del género en las regiones donde se cosecha.

Esta miel en ocasiones puede contener polen de otras especies florales nativas de la región, sin embargo, se establece el nombre y origen organoléptico de acuerdo a la predominancia porcentual del polen presente en el producto final.

A tal fin, se fijan parámetros específicos en cuanto las características físicas, químicas y la concentración de polen.

Características organolépticas

Esta sustancia usualmente tiene un color muy claro, las tonalidades varían entre el amarillo oscuro y el naranja. Tiende a ser cristalina.

En cuanto al color se asemeja mucho a la miel de Acacia. Su aroma es floral y suave, de poca intensidad y larga duración, tiene matices farináceos.  Su sabor es dulce, sin variaciones en sus matices, es suave pero persistente en el paladar. Cristaliza rápidamente. Su cristalización es muy delicada. Normalmente no forma grandes grumos, es bastante tersa aun después de cristalizar.

Los apicultores profesionales establecen que los porcentajes de polen para considerar una miel monofloral entre 40% y 45%.

En algunas ocasiones esto puede variar, hasta llegar al 20%. En el caso de la mil de Albaida, se fija como limite el primer porcentaje mencionado y además se realizan estudios sensoriales para determinar la pureza de la miel de Albaida, el origen se determina mediante análisis de sus características físicas y su composición química.

Cabe destacar que esta miel es artesanal, por lo que se mantiene cruda. Se produce y cosecha de forma tradicional, sin calentar la sustancia en ninguno de los pasos antes del envasado final. Cuando se evitan los procesos de pasteurización la miel conserva las propiedades de su origen vegetal, en este caso, la miel conserva los efectos de las plantas de albaida y suma, a estos beneficios las propiedades inherentes al trabajo de digestión de las abejas.

Propiedades

miel de albaida origen

Entre las propiedades más destacadas, puede mencionarse su dulzura y la capacidad para dulcificar cualquier alimento sin variar su sabor. Por esta cualidad es ideal para endulzar infusiones y bebidas frías. También se añade como endulzante a muchos postres.

Otras de sus propiedades están enmarcadas en el área terapéutica, ya que se considera un remedio eficaz para ciertos malestares como el asma y los resfriados. Estas propiedades de la miel provienen de las flores, las cuales han sido utilizadas para calmar los síntomas del asma y resfriado desde tiempos antiguos.

Esta suculenta jalea, posee propiedades terapéuticas comunes a todas las especies melíferas, es antiséptica, bactericida y cicatrizante. Posee un nivel muy bajo de humedad y esto propicia que su cantidad de encimas peroxidaxas sea más alto que en otras especies.

Estas encimas producen peróxido de hidrógeno, el cual es un desinfectante natural muy potente.  Adicionalmente, tiene poderosos efectos contra el asma y la gripe.

Es rica en aminoácidos y encimas que se mantiene vivas y actúan de forma eficaz para el beneficio del organismo humano. Contiene un alto contenido de vitaminas y minerales. Es antioxidante y analgésica.

Los componentes de la miel de Albaida la convierten en un alimento con capacidad para ayudar a las funciones digestivas, es ampliamente recomendada para problemas estomacales de diversa índole.

Si bien es cierto que esta miel es curativa también existen recomendaciones sobre el consumo tanto de las flores como de la miel, ya que tiene cierto grado de toxicidad cuando se consumen en dosis muy elevadas.

Zonas de producción de la miel de Albaida

  • En las zonas productoras de miel de Albaida, las plantas de donde se obtiene el polen son silvestres, por lo que no son tratadas con insumos de síntesis química, esto las mantiene en afinidad con el origen ecológico de la miel obtenida, otra característica positiva para la elección de esta variedad melífera.
  • Aunado a lo anterior, los métodos artesanales, fortalecen el equilibrio de los ecosistemas, favorecen la alimentación y reproducción de las abejas y respetan el ciclo vital de las especies vegetales.
  • Resulta claro luego de indagar sobre su origen y procesamiento, que la miel de Albaida es un alimento natural que preserva su calidad, no obstante, en la actualidad los apicultores de la región aclaran con gran preocupación que esta miel ya se considera escasa, por lo que se hacen constantemente muchas recomendaciones sobre el cuidado y conservación de los centro de apicultura tradicionales.
  • En España, esta variedad de miel cruda se produce en el eje que va desde Cádiz hasta Alicante. Mayormente en la provincia de Almería. También se produce en menos proporción en la provincia de Andalucía. Esta variedad es muy conocida y apreciada por los entendidos en mieles y por los conocedores de toda la Unión Europea.
  • Recientemente los apicultores de estas regiones españolas, han hecho énfasis en la disminución de las floraciones de Albaida y en consecuencia, la disminución de las libaciones de las abejas.
  • Esto representa un serio riesgo, según los conocedores, para la preservación de la tradicional miel.

Este género melífero goza de gran valoración tanto por su sabor como por sus efectos terapéuticos.

Esta delicada sustancia, se recomienda para disfrutar la dulzura de su sabor junto a los beneficios que aporta el consumo de miel cruda. De esta variedad se considera la menos intensa, mas no por ello menos deliciosa.

Una dulce sugerencia es incorporarla a diferentes postres, como el arroz con leche y los helados.

Puede adquirirse, al igual que muchas otras mieles a través de portales especialistas en miel y directamente de los apicultores de la región.