Miel de Colza

También llamada y conocida popularmente  canola, es una planta bastante popular en Europa. Su nombre científico es Brassica napus. Pertenece a la rama de las brasicáceas; de sus flores extraen las abejas un magnifico polen, que resulta en una estupenda miel, conocida por sus cualidades regenerativas. Estas plantas florecen en un tono amarillo bastante intenso y en Europa abundan los cultivos de canola.

Miel de Colza

Esta planta es conocida principalmente por el aceite que se extrae de las flores. El cual tiene propiedades inigualables que comparte con la miel; a partir de su polen, las abejas procesan y enriquecen muchos de los atributos originales de esta reconocida especie vegetal. La flor de colza puede sobrevivir climas muy fríos sin que ello afecte su apariencia ni la calidad de su polen.  Por su resistencia a bajas temperaturas se ha difundido su cultivo en Europa principalmente y ocupa el 5to puesto entre los cultivos más extendidos en el mundo.

El aceite de colza o canola, es conocido por sus propiedades energizantes, antioxidantes y alimenticias; en 1981 sucedió un infortunado caso de intoxicación, el cual ha sido olvidado con el paso del tiempo, permitiendo que el aceite y la canola vuelvan a la palestra de los súper alimentos.  El consumo del aceite de colza es muy recomendado para personas de avanzada edad.

Características de la Miel de Colza

Es la miel que se obtiene de la libación de las flores de colza o canola. Este polen produce una miel con características muy especiales, una de ellas, es su abundancia de néctar. Por tal motivo, los panales puedan ofrecer grandes cantidades de miel; Es rica en omega 3 y 6. Esta deliciosa sustancia presenta alta concentración en ácidos grasos.  Esto, le confiere alto poder como antioxidante.  Es bastante similar a la miel de espliego y tomillo en cuanto a su apariencia y propiedades curativas.

Características de la Miel de Colza

Otra interesante característica es el predominio porcentual de la glucosa sobre la fructosa. Por esta peculiaridad, los panales deben abrirse prontamente para evitar que la sustancia se cristalice dentro de la colmena.  Esta miel es monofloral, su apariencia es suave y tersa. Su olor es floral, aunque no es intenso tiene de a permanecer bastante en el ambiente, algunos afirman que este es su principal atractivo.

Esta miel normalmente es de color amarillo, muy claro, en ocasiones es blancuzca, cuando cristaliza se convierte en una crema dulce, espesa y delicada. Puede adquirir un color blanco o gris claro cuando está totalmente cristalizada. La cristalización de esta especie es muy rápida y por ello debe ser envasada velozmente cuando es atraída del panal. Su aroma es parecido al olor de las coles, hay quienes la comparan con el aroma de los nabos.

La miel de colza ayuda a reforzar el sistema de defensa del organismo.

Esto significa que puede favorecer el sistema inmunológico.

Como acompañante de otros alimentos se destaca por su sabor y textura.

Desde la antigüedad la colza fue considerada como el alimento de los dioses. Se dice que los guerreros celtas consumían preparados de la flor de colza antes las batallas, ya que les confería la fuerza para vencer.

En la actualidad esta creencia ahora cuenta con base científica, pues se ha demostrado que la colza tiene la capacidad de incrementar la resistencia muscular e inmunológica. Es comprensible que los guerreros antiguos hayan considerado esta agradable sustancia como un regalo curativo de los dioses. No en vano, la aplicación secundaria de este alimento fue como ungüento para sus heridas.

Propiedades de la miel de colza

Las plantas de colza son muy resistentes, esto las hace muy beneficiosas tanto para las abejas, ya que les provee alimento durante todo el año; como para los apicultores, ya que significa una constante productividad durante el año.

Entre las propiedades destacadas esta su acción sobre el hígado. Se asegura que esta miel limpia el mencionado órgano vital de los ácidos grasos.

Utilizada como energizante esta miel estimula el sistema nervioso.  Aporta energía para ejercitarse y recuperarse luego de grandes esfuerzos físicos o actividades agotadoras. Es capaz de restituir la fuerza al organismo y al sistema nervioso luego de un gran esfuerzo. Es ideal para deportistas y atletas; y también es útil como complemento alimenticio durante recuperación de enfermedades. Es apropiada para la etapa posterior al parto. Similar acción se le confiere al ser ingerida luego de intervenciones quirúrgicas.

Entre sus atributos particulares, se destaca la capacidad energizante. Esta capacidad se debe particularmente a su contenido en omega; otra cualidad es su propiedad antioxidante, por la cual es apropiada para uso dermatológico.

Miel de colza para la salud de la piel

Dada su larga lista de propiedades esta miel puede aplicarse de diversas formas y para un sin fin de problemas de salud de la piel, los más habituales son:

Miel de abejas beneficios para la piel

En la curación de heridas, quemaduras e infecciones de la piel; su potencial antibiótico y antiséptico la convierte en una pomada ideal para el tratamiento de lesiones de poca profundidad, sumado a su facultad de regenerar los tejidos favorece no solo la curación sino además acelera la cicatrización.

Para mejorar el estado del cutis, la miel en general favorece el rostro, ya que atrae las impurezas de los porros; proporciona brillo y elasticidad por su alto contenido de aminoácidos; la miel de colza provee propiedades antioxidantes en mejor proporción que la mayoría de las mieles.

Tal concentración de aminoácidos favorece la salud y apariencia de la piel del rostro. Este es uno de los atributos más buscados ya que impulsa la restauración de los tejidos gracias a su contenido en ácidos grasos, previene focos infecciosos. Evita la proliferación de microorganismos y bacterias.

Por sus cualidades astringentes puede ser utilizada como parte de la rutina diaria de cuidado del cutis. Es eficiente para limpiar el rostro.  Es antiséptica. Evita la aparición de infecciones cutáneas, como el acné y la dermatosis.

Otras potencialidades de la miel de colza, es su reciente utilización en hospitales de Europa, donde está siendo utilizada para acelerar la cicatrización de lesiones en la piel, producto de quemaduras graves u otras lesiones abrasivas. El resultado ha sido positivo hasta el momento.

¿Cómo utilizar la miel de colza?

  • La aplicación de miel de colza sobre heridas o quemaduras, puede realizarse de manera sencilla, en primer lugar la lesión debe estar limpia, libre de cualquier otra materia.
  • La miel se coloca a modo de fina película sobre la lesión, en algunos casos se aconseja dejar esta sustancia durante varias horas o incluso todo el día, para luego retirarla y aplicar una nueva capa.
  • Otras recomendaciones incluyen colocar gasas u otros apósitos sobre la herida. Una forma de potenciar la acción de la miel es comer una o dos cucharadas mientras dura el tratamiento.
  • La miel de colza retarda el envejecimiento celular por la acción del omega 3 y 6 que contiene, gracias a sus virtudes, puede ser utilizada en la aplicación de mascarillas faciales, para ello se coloca miel en el rostro, (el cual debe haberse lavado previamente) se deja por espacio de 15 o 20 minutos y luego se retira con agua tibia. En ocasiones se recomienda dejar la miel durante toda la noche, esto es más indicado para los casos de infecciones en la piel como el acné.
  • Antes de aplicar la miel de colza sobre la piel sana, siempre debe efectuarse una limpieza sencilla; por el contrario, en el caso de heridas o quemaduras esta limpieza debe hacerse con mucho cuidado, evitando dejar cualquier residuo o partícula que impida la cicatrización.
  • Para favorecer el proceso de cicatrización la miel debe aplicarse sobre las heridas ya cerradas en forma de ungüento para permitir que los ácidos grasos regeneren los tejidos.
  • Otras recetas incluyen infusiones o tomas diarias de miel. Especialmente en las enfermedades del hígado se recomiendan infusiones de limón y otras frutas o plantas aromáticas endulzadas con miel de colza. También puede consumirse en los batidos de diferentes frutas.  En todo caso el uso de la miel como complemento alimenticio no requiere de grandes recetas, pues es un alimento que posee gran versatilidad.

utilizar la miel de colza

El consumo habitual de la miel de corza favorece la recuperación de la condición física, a largo plazo influye benéficamente en la resistencia física, el equilibrio nervioso y el sistema inmune.

Sus atributos se extienden al sistema metabólico ya que aporta omega 3 y 6 los cuales aportan muchos beneficios al cuerpo humano y a los diferentes sistemas que lo integran, evitando además el envejecimiento de las células, factor primordial para conservar la buena salud y la vitalidad.

La miel de colza, es una de las mieles con mayor efecto rejuvenecedor y energizante del mundo.  Ostenta gran relevancia médica debido a su utilización como opción curativa en los centros de atención hospitalaria.

Ésta y otras mieles pueden adquirirse en tiendas de productos naturales.  También está disponible en varios sitios especializados en productos de la apicultura.  En ellos, disponen de gran variedad de mieles de colza, bajo diferentes marcas comerciales.