Miel de encina

Rate this post

miel de encima

Hoy en día existen muchos productos procesados de forma industrial, todo ello por la necesidad de llegar a más personas, es decir, producir más cantidades para satisfacer esa demanda diaria del mundo, y a pesar de que lo natural es realmente lo mejor o mejor dicho lo más sano y recomendado, la naturaleza sola no puede producir las cantidades que la humanidad necesita para vivir.

Es por ello que el hombre se ha dado a la tarea de agilizar algunos procesos naturales como es el caso de la producción de la miel, sin afectar realmente lo natural del mismo, ya que son las abejas las encargadas de hacer el trabajo duro de fabricar la miel.

El trabajo del hombre consiste en facilitar a estas obreras los medios necesarios y en las cantidades necesarias para que su producción no se vea afectada por espacio y tiempo.

Es allí donde la apicultura juega un papel sumamente importante porque no solo estudia a este tipo de insecto y su modo de vida, sino que cuida que no se vean afectadas por las acciones del hombre en esa búsqueda de comercializar el producto.

Son muchos los tipos de miel que se producen en el mundo, todas tiene como común denominador a las abejas, es un proceso que aun el hombre no ha podido sustituir en su totalidad, pese a que existen productos muy similares a la miel, pero que definitivamente no son nada naturales aunque quizás sí tenga un sabor agradable, no hay nada como lo natural.

Qué es la miel de encina.

Conocemos el proceso que llevan a cabo las abejas para producir la miel, las cuales usan el néctar de las flores para combinarlos con su saliva y colocarlas en los panales  y así producir la miel para alimentar a su descendencia.

Dicho procedimiento ha sido “alterado” de alguna forma por el hombre para poder comercializar este producto tan dulce y codiciado, y cuando decimos alterado es que aunque se sigue llevando a cabo por las abejas, los apicultores han diseñado granjas más sofisticas para que las abejas hagan el trabajo que saben hacer.

Y su trabajo es recoger el néctar de las flores y producir la miel, pero las abejas no solo usan a la flora para su trabajo, también usan algunos frutos de plantas y árboles, como es el caso del árbol de roble y de encina, de allí el nombre de este tipo de miel.

Dicho fruto, específicamente la bellota, segrega una melaza que las abejas recogen  y transportar hasta los panales para crear esta miel, un poco más oscura que la que se produce con el néctar de las flores, ya que posee mayor contenido de hierro, y es conocida como mielasa o miel de árbol.

La producción de este tipo de miel se lleva a cabo en su mayoría en zonas cercanas a bosques húmedos, donde árboles como el roble se dan con mayor facilidad y los cuales durante cierta época del año, dan sus mejores frutos que junto con otros insectos de la misma cadena alimenticia, colaboran con las abejas para producir una savia de excelente calidad que conlleve a una miel de encina pura y rica en todos sus componentes.

 

Propiedades de la miel de encina

  • Básicamente las propiedades de la miel de encina son las mismas que de la miel pura, ya que si bien uno de sus ingredientes principales cambia, la saliva de las abejas hacen posible mantener los minerales y vitaminas propias de la miel.
  • El uso de la miel de encina se le atribuya más al área de la medicina, más que a la parte alimenticia y de uso externo, ya que posee propiedades astringentes  y minerales que ayudan con las enfermedades de las vías respiratorias.
  • También para anemias crónicas y otras enfermedades de la sangre son recomendadas, contiene importantes cantidades de hierro que hacen posible recuperar de una forma más rápida los minerales perdidos en sangramientos abundantes entre otras afecciones.
  • En el caso de la propiedad astringente que posee, ayuda en los casos de problemas digestivos, como diarreas, ya que el aporte de minerales logran una recuperación más natural del paciente. También  en temas de la piel como acné o impurezas ésta miel es de gran ayuda por sus mismas propiedades, y ni hablar de lo que puede lograr en el cuero cabelludo afectado por caspa y otros tipos de irritaciones.

Usos de la miel de encina

miel de bosque propiedades

La miel de encina como otros tipo de miel se usan no solo en la cocina, es decir, en la preparación de postres y otros tipos de alimentos, sino también en el área medicinal, su alto contenido de vitaminas, minerales y otros componentes como la fructuosa y la glucosa, por mencionar unos pocos, la convierte en un ingrediente apetecible para tratar muchas enfermedades de vías respiratorias, de anemia e incluso de origen digestivo y de piel.

Para los pacientes con afecciones de asma, bronquitis, ronquera e incluso con tos, su efecto es satisfactorio, el uso regular de esta miel de encina, logra recuperar al paciente en un porcentaje considerable combinado por supuesto con un tratamiento médico profesional.

Debido a su contenido de elementos astringentes, también actúa muy bien usándolo sobre nuestra piel, sobre todo en aquellos casos de acné. Una mascarilla de este producto sin duda alguna traerá importantes cambios y beneficios a nuestra piel.

Si lo que quieres es bajar de peso, pero seguir disfrutando de algún dulcito, considera la miel de encina como sustituto, incluso combinándola como otros productos como la canela, la avena y el limón, hacen un coctel interesante para disminuir grasa corporal e incluso mejorar nuestro sistema digestivo.

Beneficio de la miel de encina

Un dulce dicen por allí que no le cae mal a nadie, y la miel es quizás uno de esos productos naturales menos rechazado por las personas, si bien es cierto conocemos a muchos que no les gusta su sabor, creo que son muchos más los que sí nos gusta no solo su sabor, sino su textura e incluso su olor.

Si realmente a esas personas que dicen no gustarles la miel, supieran los beneficios que tiene para la salud su consumo, cambiarían de opinión rápidamente.

La miel de encina pudiera actuar como un buen sustituto del azúcar, pese a contener fructosa y glucosa, elementos estos que contribuyen a la aparición de enfermedades como la diabetes principalmente, ya que aun conteniendo dichos ingredientes, los tiene en menor cantidad que el azúcar refinada.

Al sustituir el azúcar blanco por ejemplo con la miel de encina, podemos incluso seguir disfrutando de la dulzura que nos gusta pero con un sabor diferente, e incluso podemos lograr bajar de peso de una manera más sana y eficiente.

Son muchos los beneficios de la miel de encina, y si llegamos a una tienda naturista podemos observar que la mayoría de los productos en cierta medida contienen este producto como ingrediente sobre todo en medicamentos para combatir afecciones respiratorias.

Recomendaciones para consumir miel de encina

miel de bosque beneficios

Son pocas las recomendaciones para consumir la miel encina, ya que contraindicaciones casi no existen, salvo que se demuestre que sea alérgico a algunos de sus componentes naturales, sin embargo es importante que su consumo sea racionado a no más de una cucharada el día, ya que recuerden que todo en exceso es dañino, así sea un producto natural, la moderación debe reinar en el consumo de éste y cualquier otro producto.

Es siempre importante saber si estamos adquiriendo una miel de encina pura y no procesada, de allí que sea necesario conocer las características principales de este tipo de miel de árbol, para poder refutar o no su pureza.

Lo más adecuado es ir a los centros de apicultura de la zona, que son los especialistas realmente en la comercialización, ya que buscan siempre mantener su pureza, a diferencia de las que se venden en tiendas de conveniencia, que solo reciben productos procesados de los industriales.

Con qué otros productos se pueden usar con la miel de encina.

Son muchos los productos naturales con los cuales se pueden hacer combinaciones con la miel de encina, todo siempre dependerá del uso final que se le quiera dar, si lo que se quiere es un producto para bajar de peso, la canela, usada con moderación es un buen acompañante, así como lo es el limón.

Para afecciones respiratorias, se puede combinar con el jengibre, ayudaría a limpiar las vías respiratorias de impurezas y flema, y también colabora con la pérdida de peso, así como alivia síntomas comunes de gripe y ronquera.

Si el problema es de estreñimiento, una cucharadita de miel de encina con una de vinagre de manzana, pueden ser una mezcla fantástica para corregir este pequeño problema.

Ahora bien, para un uso externo, la miel puede combinarse con la avena para mascarillas faciales, así como con otros ingredientes naturales como la sábila, que no solo es beneficioso para la piel sino también para el cuero cabelludo.