Miel de Palma

Miel de Palma
5 (100%) 4 vote[s]

La miel, poseedora de asombrosas propiedades tanto alimenticias como curativas, es un producto altamente cotizado en muchos países.

Mayormente las comunidades europeas le han dado gran importancia al consumo de la miel por ser naciones que forman parte de una larga tradición apícola. Sin embargo existen otros alimentos a los que se suele llamar miel, aun sin la condición esencial de ser producidos por la famosa Apis melífera.

La miel de palma, es un rico alimento que se obtiene de la savia de algunos géneros de palma. Este producto se conoce en muchas regiones tanto de Europa como de América. En España, se conoce una variedad de miel de palma de uso tradicional en la gastronomía.

Miel de Palma de Chile

Miel de Palma de Chile

Es un alimento típico del centro y se elabora con la savia de la palma llamada Jubaea chilensis. Es conocida desde la época del descubrimiento de Suramérica, ya antes del año 1822 se degustaba esta miel y también se utilizaba como endulzante natural.

El jarabe de palma es vendido como alimento tradicional. Comúnmente se añaden algunos frutos de la misma palma para darle toques de autenticidad.

La primera planta de producción industrial de esta dulce sustancia se instaló en 1878, y es parte de los hábitos alimentarios de los chilenos. Los métodos actuales de extracción de esta savia están orientados a la preservación de la especie ya que no es necesario talar las palmas para obtener la savia. En la gastronomía chilena se utiliza esta melaza para endulzar postres, lácteos y elaborar dulces criollos.

Miel de palma canaria

Es tradicional en la Isla de La Gomera, para elaborarla se utiliza la palma canaria, es muy utilizada para acompañar postres, quesos, tortas de cuajada y gofios. Es un jarabe muy dulce y en ocasiones se le llama guarapo. Se le ha denominado como miel principalmente por su parecido en apariencia, color y dulzor. También se utiliza como aderezo, para acompañar carnes y preparas salsas.

Miel de palma canaria

La palmera o palma canaria es muy adaptable y está especializada en obtener por si misma todos los nutrientes necesarios para crecer.  Diariamente puede proveer más de 10 litros de savia, la cual contiene una gran cantidad de nutrientes naturales. Para recoger la savia, se realiza un arduo trabajo durante varios meses que consiste en cortar los cogollos y brotes de la palma hasta que se encuentre en óptimas condiciones para sustraer sus jugos, en este momento se realiza un pequeño corte y luego a través de una canaleta se recolecta la savia. Las técnicas utilizadas permiten que las palmeras se recuperen por sí mismas.

El guarapo usualmente se recolecta durante las horas de la mañana, y por su tendencia a fermentarse se procede a hervirlo lo más pronto posible. Cuando se culmina el proceso de cocción sus nutrientes y azucares se encuentran en un grado de concentración superior al original, de aproximadamente 8 litros de guarapo solo se obtiene un litro de miel, por lo que es sumamente dulce y nutritiva. En la Isla de La gomera, la miel de palma es parte de la gastronomía y posee variedad de usos, gracias a las técnicas de extracción se considera una industria autosustentable y ecológicamente compatible con el cuidado del medio ambiente.

Propiedades de la Miel de Palma

Entre los nutrientes de la miel de palma, los más destacados son los minerales como el fósforo, calcio, zinc, hierro, potasio, magnesio y cobre. Dado que algunos de estos nutrientes no se encuentran en la miel de abeja, en ciertos estudios se ha determinado que la miel de palma pudiera resultar más nutritiva que la miel de abejas.

En la Universidad de lagunas, se siguen realizando estudios sobre la cantidad efectiva de tales minerales y otros elementos nutritivos de la miel de palma.

Esta sustancia además de su sabor y poder nutritivo, ostenta desde épocas ancestrales importantes atributos curativos, es de conocimiento popular su efectividad para el tratamiento de los resfriados, estados gripales y dolores de garganta.

Se cree que por su concentración en hierro es muy eficaz para prevenir enfermedades relacionadas a la sangre como la anemia, y es capaz de fortalecer el sistema inmunológico.

Se afirma que por su origen completamente natural y su preparación sin aditivos químicos es un excelente complemento alimenticio.

La tradición y cualidades organolépticas han permitido que este producto sea considerado como un valor no solo gastronómico, sino representante de la identidad cultural de las islas canarias.

Tradicionalmente se utiliza la miel de palma para tratar infecciones urinarias y otros problemas relacionados.

Esta sustancia es muy utilizada para el tratamiento de erupciones o irritaciones de la piel y mucosas, tiene acción refrescante y se le atribuyen propiedades como depurativo y reconstituyente. Debido a su porcentaje de calorías y oligoelementos, se considera un complemento adecuado para la dieta diaria de niños y deportistas. Suele recomendarse para los problemas de la glándula tiroidea.

Miel de Palma

Eduardo Fránquiz, consultor medioambiental y miembro de la Asociación Tajalague Afirma que esta miel posee muchos ingredientes que funcionan como catalizadores beneficiosos al cuerpo humano, y se apoya en que su contenido de cobre ayuda en la regeneración celular y favorece la constitución de los huesos. El cobre ayuda a retener el hierro y evitar virus. Por su parte el hierro, es un poderoso anti anémico y favorece la formación de la hemoglobina.

Como complemento el fósforo que contiene dicha sustancia, beneficia la actividad neurológica, motora, sexual e intelectual. Otro componente, el magnesio estimula el crecimiento, el sistema inmune y tiene acción antiséptica y tonificante.

A todos estos atributos, se suma el zinc, que tiene la capacidad de estimular y regular la hipófisis y las glándulas reproductivas. En adición a esto, el potasio contenido en la miel de palma funciona como tonificante muscular y coronario.

Controversias

  • La Directiva sobre la miel de la Unión Europea, se ha pronunciado sobre el tema de la miel de palma, y alegan que el término “miel” solo debe adjudicarse al producto elaborado naturalmente por las abejas a partir del néctar de las diversas especies florales, por la tanto, el jarabe que resulta de la cocción de la savia de las palmas no debe llamarse de esta manera.
  • Aun cuando la miel de palma es un producto típico y tradicional de gran renombre y aprecio en las Islas canarias, no se considera motivo de excepción para utilizar la denominación de miel, esta opinión es respaldada por el director de Industria Alimentaria del Ministerio de  Alimentación y Medio Ambiente, el Sr. Fernando Burjaz.
  • Todo lo anterior obedece a que España, posee gran tradición apícola y suele defender la producción de la miel de abejas, por lo cual, la comercialización de un producto obtenido de las palmas, bajo el nombre de miel, pero sin las cualidades de origen de la misma, viola una serie de legislaciones existentes, por tal motivo se prohíbe tal denominación y se estipula que la sustancia obtenida del guarapo del palma canaria debe ser vendida bajo el nombre de jarabe o sirope.

Controversias

  • En otro orden de ideas, existe la postura de que por ser un producto regional, tradicional y autóctono podría hacerse una excepción, dado que los consumidores conocen el origen de la sustancia y saben que no es realmente un artículo resultante de la producción apícola. Sumándose a esta postura, la Academia Canaria de la Lengua presenta los siguientes puntos:
  • Esta preparación es ancestral, y el uso de la palabra miel para denominarla data desde el siglo XIX.  En el diccionario de la lengua española, ya desde la edición del año 1796, existen dos acepciones para la palabra miel, la primera se refiere a la sustancia que producen las abejas y la segunda se utiliza para describir la miel vegetal, es decir: “Jarabe saturado obtenido entre dos cristalizaciones o cocciones sucesivas en la fabricación del azúcar”.
  • Esto significa que la palabra que ha causado tal discordia en realidad puede ser aplicada a ambos productos. Por lo mismo, es común encontrar en la lengua española denominaciones como miel de caña, miel de azúcar, miel de panela y otras.
  • Mantener el uso del término miel, a manera de mantener una tradición es una tercera alternativa. Conocedores del tema afirman que esta antigua melaza forma parte de la tradición y su venta podría verse afectada al utilizar la palabra jarabe o sirope, alternativas propuestas por la comisión encargada de la mencionada directiva.
  • Bajo esta postura, se ampara la opción de colocar el origen y composición del producto en las etiquetas a fin de evitar confusiones entre estas dos sustancias que difieren en el origen pero presentan considerables similitudes en su apariencia y en su valor nutritivo y cultural.

 

Referencias

https://es.wikipedia.org/wiki/Miel_de_palma

https://www.cienciacanaria.es/secciones/a-fondo/705-es-la-miel-de-palma-mejor-que-la-de-las-abejas

http://www.vallehermosoweb.es/turismo/index.php/historia/miel-de-palma

https://volcanicxperience.com/canarias/mieles/miel-de-palma/

https://eldia.es/canarias/2017-02-26/9-miel-palma-gomera-nectar-cura.htm

http://www.academiacanarialengua.org/noticias/2014/03/defensa-denominacion-miel-palma