miel para el acne

Miel para el Acné

La miel, aporta grandes beneficios a la piel. Brinda una eficiente acción limpiadora gracias a sus encimas. Su contenido proporciona una limpieza profunda y retira las toxinas. Actualmente las empresas cosmetológicas aprovechan los atributos de la miel.

Es común encontrar una infinidad de productos para el rostro cuyo ingrediente principal es la miel de abejas. Hay una gran variedad de jabones, cremas y geles de miel.

Las vitaminas y nutrientes que contiene la miel, la hacen merecedora de la gran fama y tradición que la precede como artículo indispensables en el tocador. Pero… ¿cuáles son los beneficios que puede otorgar la miel?

Beneficios de la miel para la piel

  • Es un exfoliante.  Está compuesta de azucares y ácidos alfa-hidróxidos que depuran y revitalizan la piel, además, le brindan suavidad y luminosidad. Cuando actúa sobre la piel, retira las células muertas. A diferencia de los productos de síntesis química no reseca el cutis, por el contrario provee una humectación natural.

Beneficios de la miel para la piel

  • Es hidratante, esta propiedad se desprende de su contenido en enzimas. La hidratación que brinda, proviene esencialmente de su capacidad para retener el agua, esto produce mayor elasticidad, previniendo la aparición de arrugas. Cuando se utiliza como primer tratamiento matutino sobre el cutis produce un efecto de lozanía que perdura durante todo el día.
  • Es antioxidante. Evita el envejecimiento. El uso cotidiano fortalece la dermis y aporta tonicidad al rostro. Las mascarillas de miel retardan la aparición de líneas de expresión.
  • Es regenerativa, sus vitaminas permiten una renovación celular constante. Es eficaz para disminuir cicatrices y huellas dejadas por exposición a factores ambientales que producen sequedad e irritación, como el aire y el sol. Reduce considerablemente las manchas de la piel.
  • Es antiséptica y antibacteriana, su contenido de peróxido de hidrógeno le otorgan la capacidad de combatir infecciones. Es efectiva para reducir las bacterias.  Disminuye las espinillas, al propiciar una desinfección y desinflamación de los poros.
  • Es antiinflamatoria, esta particularidad permite que la aplicación de miel disminuya la inflamación que se produce durante las infecciones, especialmente en los casos de dermatitis y acné.
  • Es analgésica, proporciona alivio de la comezón producida por irritaciones e infecciones cutáneas.

Propiedades de la miel para el acné

Luego de múltiples estudios científicos, se demostró que la miel es capaz de atacar y eliminar una gran variedad de bacterias. En 1991, el Dr. Allen Molan, de nueva Zelanda, utilizó 26 mieles nativas para verificar su acción antibacterial sobre las heridas. Resulto, que la efectividad, en algunas variedades alcanzo hasta 60% de eficacia en la reducción de diferentes cepas de bacterias.

Más adelante, en 2005, un equipo científico, analizo la eficacia de la miel sobre 13 bacterias diferentes. La sustancia, logro eliminar 12 de ellas.  A ciencia cierta, no está determinada la eficacia de este alimento sobre la bacteria que produce el acné. No obstante, hay quienes consideran que si ha demostrado capacidad frente a otras variedades debe ser de igual modo eficaz ante la propionibacterium acnes.

¿Qué es el acné?

¿Qué es el acné?

Esta es una condición infecciosa, provocada por la bacteria propionibacterium acnes. Consiste en la aparición de pequeñas vesículas en forma de brotes continuos. Estas erupciones suelen estar acompañadas de picor, dolor e inflamación. En ocasiones, debido a la infección supuran y esto causa que se propaguen a gran velocidad por la piel.

Dado que la miel es capaz de combatir diversos microorganismos, es lógico asumir que también debe destruir esta bacteria. La miel tiene la capacidad de eliminar las bacterias al contacto. Por esta razón, la miel debe colocarse y dejarse el mayor tiempo posible. Esto da tiempo a los compuestos de eliminar la mayor cantidad de microorganismos.

Desde tiempos remotos la miel ha sido usada para esta y otras dolencias de la piel, con buenos resultados. La ventaja de utilizar esta sustancia y no otros medicamentos, es que su aplicación actúa desinfectando, desinflamando y calmando a la vez. No deja enrojecimiento ni causa inflamación ya que no es abrasiva.

Existen numerosas historias sobre los resultados positivos de aplicar miel contra el acné, la mayoría proviene de quienes han utilizado este delicioso ungüento de forma personal. Otros testimonios provienen de quienes lo aplican como parte de terapias alternativas. Muchos practicantes de la homeopatía y la medicina natural aplican miel en muchas dolencias de la piel y avalan por su experiencia tales resultados.

¿Por qué la miel es efectiva contra el acné?

Dentro de la constitución de la miel, existen tres sustancias que la revisten de una poderosa acción contra el acné, estos son:

  1. El Peróxido de Hidrógeno

Su acción fundamental es eliminar bacterias. Cuando entra en contacto con la piel libera sustancias que destruyen las membranas de las bacterias, inhibe su desarrollo y reproducción. No causa efectos adversos, aunque si puede tener cierta incidencia cuando el uso es prolongado.

  1. Metilglioxal

Aunque se desconoce el mecanismo por el que actúa, está comprobado que destruye las bacterias con la misma eficacia que el peróxido. Debido a su acción bactericida, las mieles de Nueva Zelanda se clasifican de acuerdo al porcentaje de este elemento. Se conoce como MGO. Mientras mayor sea la concentración de tal elemento, mejor efectividad tendrá la miel para usos médicos. La miel de Manuka posee 44 veces por porción de este compuesto. No en vano está considerada la mejor miel del mundo.

  1. Bee-defensin 1

De reciente descubrimiento, esta proteína es un péptido. Se crea gracias al propio sistema inmune de las abejas. Es un antibacterial que las abejas desarrollan en sus encimas. Este compuesto tiene como función bloquear y destruir cualquier microorganismo dañino. Se cree que protege de bacterias en el néctar o polen. Fue descubierto en el 2000. Para aquel momento se desconocía su función.

Se cree que aún queda mucho por descubrir de la miel. Principalmente porque durante ciertos estudios se aislaron los tres compuestos mencionados y aun así la sustancia presentaba resistencia ante las bacterias. Esto hace suponer que existe otro componente no descubierto hasta el momento.

La proporción y potencial de cada elemento mencionado varía de un tipo de miel a otro. Esto se constituye por su origen organoléptico.  Ahora bien…

¿Cuáles mieles son más efectivas para eliminar el acné?

La selección  de un tipo de miel debe hacerse de acuerdo a las dolencias o afecciones a tratar. En el caso de la piel y específicamente del acné las mieles más apropiadas son las siguientes:

Las mieles crudas, como Manuka y Revamil, la miel de trigo sarraceno, la miel de echium vulgare y la miel de kanuka, son las que mayor efecto producen para la inhibición y destrucción de los microorganismos. De hecho, las tres primeras están siendo utilizadas con fines médicos en el tratamiento de quemaduras graves.

Lo primordial es que la miel sea cruda.

Las mieles ya pasteurizadas no poseen los mismos atributos.

Al destruir la mayoría de las enzimas y aminoácidos pierde su cualidad prebiótica.

Otra cualidad que debe buscarse al seleccionar la miel es su acción astringente, ya que esto mejora profundamente la inflamación, algunas con esta peculiaridad son la de miel de colza, de espliego, romero y eucalipto.

¿Cómo utilizar la miel?

Para aprovechar los beneficios de la miel, lo más idóneo es aplicar mascarillas preparadas en casa. Algunas recetas involucran varios ingredientes. Aunque la efectividad del compuesto puede observarse al aplicarla sola y a temperatura ambiente es común encontrar muchas recetas. Se enumeran algunas a modo de ilustración:

Mascarillas para el acné

  • De miel: se aplica una buena porción de miel sobre el rostro limpio. Puede dejarse toda la noche o solo dos horas. Produce todos los efectos ya mencionados con anterioridad.
  • Miel y bicarbonato: se conoce el efecto blanqueador y exfoliante del bicarbonato. Es muy sugerido para el acné. Se forma una pasta que se coloca sobre el rostro y se frota durante 5 minutos. Esta crema tiene una función limpiadora. Se retira con agua tibia.
  • Miel y cúrcuma: se elabora una crema con ambos elementos y se coloca sobre el rostro durante 20 minutos. Se retira con agua fresca. La cúrcuma es conocida como una sustancia regeneradora y antibiótica. Reduce la inflamación de la piel.
  • Miel y canela: esta pasta se aplica para mejorar la circulación sanguínea y favorecer la oxigenación de las células.  Se deja durante 15 minutos. Se debe retirar con abundante agua templada. La canela comparte las propiedades antibióticas y antiinflamatorias de la miel.
  • Miel y aspirinas: se añaden tres aspirinas ya pulverizadas a una cucharada de la jalea, luego se aplica y se deja entre 10 y 20 minutos. Se limpia y se lava la cara.  El ácido acetilsalicílico absorbe la grasa de los poros y los retrae.  También puede utilizarse para reducir las cicatrices. Se debe utilizar un humectante luego de este tratamiento ya que reseca la piel.

El recetario de mascarillas es largo e interesante, sin embargo las propiedades de la miel por si sola bastan para causas un impacto positivo en el control del acné… para quienes deseen indagar un poco más, las combinaciones sugeridas incluyen la avena, el áloe vera, la leche, el tomate y otros alimentos que por sus atributos pueden contribuir a la buena salud del cutis.