miel para la garganta

Miel para el dolor de la Garganta

Miel para el dolor de la Garganta
5 (100%) 1 vote[s]

El dolor en la garganta es un problema de salud muy común, puede corresponder a diferentes factores, generalmente obedece a una faringitis (inflamación de la faringe) sin embargo también puede deberse a un infección de tipo viral, resfríos o alergias.

Síntomas del dolor de garganta

Cuando el dolor es causado por un virus puede curarse sin necesidad de medicamentos, cuando es causado por bacterias, como el estreptococo requiere ser tratado con antibióticos. Los síntomas varían dependiendo de la causa, algunos indicios de la irritación o inflamación de la garganta suelen ser:

  • Sensación de comezón, ardor y dolor, esto empeora al ingerir alimentos sólidos o hablar, en estos casos deglutir empeora el dolor.
  • Se siente dificultad para tragar, producida por la inflamación de las mucosas.
  • Inflamación de las glándulas cercanas a la garganta, pueden sentirse pequeños bultos en el cuello
  • Enrojecimiento de las amígdalas, se origina por la irritación y la proliferación de las bacterias.
  • Disfonía o afonía.

Frecuentemente, un dolor de garganta causado por una infección está acompañado de otros signos como: estado febril, tos, estornudos, secreción nasal abundante, dolores de cuerpo y cabeza y nauseas o vómitos.

La garganta “seca”

En ocasiones se puede sentir molestias en la garganta que aun siendo poco dolorosas representan incomodidad para hablar o alimentarse, por ejemplo la resequedad de la garganta, esto produce comezón y necesidad de toser con frecuencia. De la misma forma, la vocalización es disfónica, apagada y difícil.

En estos casos beber algún liquido alivia temporalmente pero no elimina definitivamente la sensación. Esta sintomatología puede ser causada por alergias u otras causas aisladas. Cuando se convierte en una situación continua se debe acudir al médico para descubrir las causas, en caso contrario es muy fácil aliviarla con remedios naturales.

Algunas causas aisladas que producen sequedad en la garganta son: poca ingesta de líquidos, respiración a través de la boca, estadía en espacios con aire acondicionado, exposición a ambientes muy secos.

Cuando la sequedad se debe a otros factores, es común que sea producto de los efectos colaterales de ciertos antialérgicos, exceso de tos, gritar o hablar continuamente, tabaquismo y alergias estacionales.

La afonía

La garganta al presentar mucha sequedad o condiciones infecciosas produce afonía, esto es distorsión en calidad de la voz, se debe a irritación o inflamación de las cuerdas vocales, usualmente es una secuela de la gripe. Esta condición, al igual que las anteriores, puede aliviarse mediante el uso de la miel en una gran multitud de remedios naturales e infusiones caseras.

Propiedades de la miel y su aplicación para el dolor de garganta:

La miel tiene conocidas propiedades en el alivio de la tos, este proceso, tiene como principal función eliminar cuerpos extraños y agilizar la expectoración de las flemas, sin embargo el exceso de tos puede contribuir al dolor de  garganta y produce inflamación de la laringe.

La miel es uno de los alimentos con más propiedades desde el punto de vista medicinal, su aplicación a los dolores de garganta obedece a sus principales atributos:

  • Astringente, reduce el grosor de las paredes de la laringe facilitando la ingesta de alimentos y líquidos.
  • Antibacteriana, evita complicaciones infecciosas y si existe una infección previa, actúa sobre los microorganismos que se encuentran en la garganta y reduce considerable su proliferación.
  • Antiséptica y anti fungicida, reduce considerablemente las posibilidades de alojar hongos por esporas aéreas, o cualquier otra infección durante el tiempo que dure la irritación o sequedad.
  • Regenerativa y antioxidante, mediante ciertos estudios, se ha comprobado que la miel reduce la irritación de las mucosas y si hay lesiones superficiales por efecto de la resequedad facilita su curación. Cicatriza cualquier herida que se haya causado al deglutir alimentos muy ásperos.
  • Suavizante, la miel actúa como un emoliente que humecta y protege las mucosas, facilitando el tragar o beber líquidos.

Antiinflamatoria y analgésica, reduce la inflamación y alivia la sensación de dolor.

¿Por qué utilizar miel?

Deliciosa y versátil, esta sustancia es fácil de suministrar por su agradable sabor, a niños, adultos y ancianos adicionalmente es  muy fácil de añadir a cualquier infusión u otro preparado casero.

Endulzante, puede añadirse a infusiones de sabor áspero como el jengibre o la cebolla, muy utilizados para el tratamiento de estos síntomas.

Económica y de fácil acceso, la miel esta presenta en casi todas las despensas del globo terráqueo, está disponible en tiendas naturistas y supermercados y su precio no es alto.

Algunos tratamientos caseros con miel para tratar el dolor de garganta

Jarabe de miel y cebolla, este preparado combina los efectos expectorantes y antibióticos de la cebolla con la acción antibacteriana e hidratante de la miel.

Batido de miel y piña, la miel es un gran antiinflamatorio, antioxidante e hidratante natural, al combinarse con las propiedades similares de la piña, se potencia el efecto y además provee un gran aporte energético, este preparado alivia la irritación y sequedad y a la vez actúa como un excelente recurso, ya que los niños tienen tendencia a dejar de comer cuando presentan dolor de garganta, este batido tiene la ventaja de que además de mejorar los síntomas es energizante y alimenticio.

Miel, limón y aceite de oliva, esta mezcla de elementos combina, las propiedades antibacterianas, antiinflamatorias y analgésicas de la miel con las propiedades antisépticas del limón y el aceite de oliva, complementa la acción hidratante de la miel para reducir el dolor, la inflamación y la sequedad. Por las propiedades antioxidantes de los tres ingredientes fortalece y repara las células, acelera la restauración de los tejidos y su ingesta frecuente fortalece el sistema inmune. Esta mezcla en forma de jarabe es muy útil cuando se presenta infección y también para prevenirla.

Miel, jengibre y limón, en forma de té, es un remedio excelente para tratar los dolores dela garganta, aporta todas las propiedades de la miel, sumando la vitamina C, ayuda al fortalecimiento de las defensas naturales. Suele tomarse dos veces al día, idealmente en la mañana y antes de dormir. Su preparación es sencilla, pues solo se agrega un pequeño trozo de jengibre y una cucharita de jugo de limón a una taza de agua hirviendo, se cuela, se deja reposar un cuarto de hora aproximadamente y se endulza al gusto con miel.

 

Miel y fresas, el alto contenido de vitamina C de las fresas aporta un beneficio adicional al consumo de la miel durante el dolor de garganta y otros síntomas gripales, la miel humecta la garganta y la recubre con lo que se reduce el dolor.  Este batido se prepara licuando de cinco a seis fresas en un vaso de leche y endulzando con no menos de una cucharada de miel. Este batido, también puede suplir las necesidades alimenticias en caso de que quien padece el dolor no pueda o no desee consumir alimentos sólidos.

 

Propóleos y miel, las propiedades de los propóleos son muy conocidas y actualmente se le otorgan muchos beneficios en la salud, tomado en combinación con la miel actúa como bactericida y elimina la tos. Se utiliza para amigdalitis y otras infecciones.

Miel, sal, pimienta y manzanilla, otra variación de los remedios caseros son los gargarismos, estos consisten en hacer gárgaras con líquidos a cierta temperatura, usualmente de tibios a calientes, facilitan la hidratación y actúan directamente en la zona del dolor, las combinaciones son variadas; existen recetas, generalmente se utiliza un vaso o taza de agua tibia o caliente y el el se añaden los ingredientes , por ejemplo miel y sal, para la infección; miel y manzanilla para reducir la inflamación.

En todo caso, la miel aporta muchas propiedades por lo que puede ser tomada en cucharadas, combinadas con diferentes infusiones o diluida en agua tibia para hacer gárgaras, suele mezclarse con otros ingrediente por tradición o para potencias sus efectos.

Cuando acudir al especialista

Los remedios naturales o caseros pueden aliviar muchos síntomas y en algunos casos sanar ciertas afecciones, sin embargo cuando los síntomas no ceden con los remedios, empeoran o aparecen síntomas nuevos lo mejor es acudir a un médico. Los signos para buscar ayuda del especialista pueden ser, entre otros:

  • Aumento de la dificultad para deglutir
  • Aumento del dolor
  • Dificultad respiratoria
  • Salivación excesiva o con variación del color
  • Sangrado o expectoración con sangre
  • Duración de más de una semana de la condición
  • Dificultad para hablar
  • Dolor en oídos o articulaciones
  • Salpullido o erupciones en cualquier lugar del cuerpo
  • Fiebres mayores a 38º
  • Aparición de protuberancias en el cuello
  • Afonía durante más de 15 días.

Cuando no debe utilizar miel

Este alimento es benéfico en circunstancias habituales no representa riesgo para la salud, no obstante, hay ciertas restricciones importantes:

Niños: la miel no debe ser suministrada a infantes menores de un año de edad, ya que la miel en ocasiones puede contener ciertos elementos que no son digeribles para menores de un año además frecuentemente contiene una bacteria llamada Clostridium botulinum,  que puede causar botulismo e intoxicaciones graves.

Alérgicos: cuando existen antecedentes de alergia estacional, al polen o las picaduras de abejas, no es conveniente consumir miel pues su contenido de polen, o restos de abejas (en el caso de la miel cruda) puede provocar efectos indeseados como dolor estomacal y otros síntomas que varían según la sensibilidad al producto melífero.

Diabéticos: la miel es un carbohidrato que posee un gran porcentaje de azucares, aunque se ha comprobado que la miel produce menos efectos adversos que el azúcar común, no es recomendable que los pacientes diabéticos consuman miel puesto que eleva la glicemia en la sangre.

Algunas recomendaciones finales

Este alimento natural, versátil y con tantas propiedades como usos debe ser almacenado en lugares secos, aun cuando en estado puro no es susceptible a la descomposición, siempre debe sustraerse la porción de miel a utilizar con artículos limpios y secos para preservar la que se mantiene en el envase.

Es recomendable almacenarla junto con los alimentos y no con productos químicos ya que absorbe otros sabores y olores con facilidad

La miel para uso terapéutico debe ser cruda, artesanal o ecológica, las mieles pasteurizadas no conservan intactas todas las propiedades originales.

 

Referencias

https://www.tuasaude.com/es/beneficios-de-la-miel/

https://www.tuasaude.com/es/como-curar-la-garganta-inflamada/

https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/common-cold/expert-answers/honey/faq-20058031

https://cuidateplus.marca.com/bienestar/2018/01/05/gargaras-remedio-funciona-aliviar-dolor-garganta-152411.html

http://muysaludable.sanitas.es/salud/10-remedios-naturales-calmar-la-afonia/