Miel pura

La naturaleza nunca deja de sorprendernos, desde el inicio del mundo siempre ha sido la protagonista de cada acontecimiento y de ella hemos obtenido infinidades de información que hacen posible que el ser humano siga evolucionando cada vez más.

La pureza de los productos que la naturaleza nos ofrece no tiene realmente precio, encontramos en ellas no solo productos alimenticios como la mayoría piensa que es la función principal de la madre naturaleza, sino también a partir de ellos se han creados subproductos para uso personal, estético e incluso médico.

La flora y la fauna, se han hecho cómplices en muchas ocasiones para brindarnos esos placeres de la vida, y uno de ellos es realmente dulce, como lo es la miel.

La miel desde tiempo milenarios era considerado un verdadero regalo debido a su sabor dulce y agradable, que no solo otorgaba ese complemento de un postre en sí, sino también por tener importantes vitaminas, enzimas y nutrientes.

Algunos definen la miel como una manjar de los dioses, y son muchas las personas que se dedican a su fabricación con la ayuda por supuesto de las abejas obreras, encargadas de producirlas, se necesitan realmente muchas de ellas, ya que el promedio de vida de una abeja obrera es corto y en ese tiempo solo son capaces de producir una cucharada de la miel que consumimos.

miel pura

Cómo se obtiene la miel pura?

El origen de la miel, no es una ciencia en sí, ya que es un proceso muy natural que llevan a cabo las abejas en su vida diaria, son ellas realmente las encargadas de producir tan delicioso néctar que es capaz de endulzar no solo el más rico postre, sino también de proveernos de vitaminas  y nutrientes que nuestro cuerpo necesita.

Ver a las abejas produciendo la miel, es como ver realmente un proceso industrial en sí, es algo muy mágico, y aunque es su modo de sustento, ya que con ella alimentan a sus larvas, lo hacen tan maravillosamente bien que la producción alcanza para alimentar a millones de ellas, y no solo

producen miel, sino también otros productos que de igual forma son consumidos por el ser humano. El néctar de las flores es su materia prima, junto a la segregación de su propia saliva, lo que hacen posible ese rico producto que conocemos como miel de abejas.

También existen miel procesadas en centros industriales, la cual es transformando suprimiendo ciertas cantidades de minerales y azúcares para extender su duración y poder comercializarla masivamente a todo el mundo, de igual forma se transforma en otros tipos de productos como caramelos, medicamentos, productos de belleza entre otros.

Características de una miel pura

Un aspecto importante de observar en la miel pura es su color, pero no se debe confundir que por ser más clara o más oscura sea mejor o peor, cada una en su tipo es una miel de calidad, sin embargo la densidad de la misma si se puede considerar una característica muy definida para la miel pura.

Los minerales y vitaminas que contiene la miel son muchísimos, se han contabilizados más de 10 tipos de minerales tales como el hierro, el calcio, el potasio, el magnesio entre otros, así como vitamina del tipo B y C, y  no falta como componente principales la glucosa, la fructuosa y los azúcares que la hacen tan deliciosa.

Existen muchos tipos de miel, algunas provenientes del néctar de las flores, y otras de los frutos e incluso de la corteza de árboles, ya que las abejas obreras, tienden a recoger la savia que de ellos se deprenden para luego transformarla en la miel.

 

Diferencia entre una miel pura y una miel procesada

Existen muchas formas de diferencia entre una miel pura y una miel procesada, entendamos que la miel procesada es realmente aquella…

Algunas personas no tienden a establecer diferencias entre una y otra, pero si eres de aquellos que realmente quieren saber si la miel que compraste es pura o no, hay algunos métodos que puedes aplicar.

El primer de ellos y uno de los más infalibles, es colocar sobre una servilleta o un papel una gota de miel, si éste se moja quiere decir que no es realmente pura si no que ha sido diluida previamente.

La densidad también es un factor que comprueba su pureza, coloca cierta cantidad de miel en una cuchara y voltéala, así podrás ver si ésta es densa o no, de ser muy líquida quiere decir, que no tiene la consistencia de una miel completamente pura, pero quizás no esté del todo procesada industrialmente hablando, es posible que solo haya sido diluida.

Otro método para saber si la miel es pura o no, es tratar de quemarla con fuego, sial intentarlo se prenda entonces es pura o lo que también llamamos como miel cruda.

Los sabores resulta todo lo contrario entre sí, la miel pura siempre será mucho más dulce y menos fuerte inclusive que las procesadas, las cuales se someten a intenso calor para desprenderse de algunas propiedades para que así tenga un mayor tiempo de vida en el mercado.

 

Dónde comprar miel pura.

miel pura beneficios

El mejor sitio es indiscutiblemente que los centros de apicultura, ya que en ellos se encuentran los verdaderos profesionales, los apicultores,  que vigilan que el procedimiento de la fabricación que sea  totalmente natural, y  sea así siempre, es decir, que no exista mayor intervención de hombre, más que facilitar los espacios  para que las  abejas hagan el trabajo de su vida.

Diferenciar una miel pura con una miel procesada no resulta tan difícil, por cuánto esta último por lo general se lleva a procesos industriales que hacen visible dichas diferencias, ya que se es sometida a condiciones de calor que altera la composición de la miel pura.

Para luego disponerse en los anaqueles de muchos supermercados a un precio quizás no tan accesible como aquella pura o cruda, debido al proceso de industrialización que se somete.

Una miel procesada puede llegar a costar mucho más que una miel pura, pero también es factible que suceda lo contrario, ya que, hay zonas en las que tener una “granja” de abejas no resulta del todo productivo y prefieren procesar en máquinas un producto similar a la miel.

Eso indica que el precio puede estar entonces mayor en aquellas poblaciones que no tienen esos centros de apicultura.

 

Recomendaciones para el consumo de la miel de abejas

Recomendaciones para el consumo de la miel de abejas

La mayoría de las personas siempre asociación la miel con un dulce, y es por ello que casi siempre se usa precisamente para endulzar los alimentos, pero como medicina natural, también es frecuentemente usada, sobre todo en afecciones de la garganta y el sistema respiratorio atacado por algún virus gripal.

Antes de consumir la miel, siempre es bueno asegurarse  que no se es alérgico al producto, esto se puede saber, si nunca a consumido la miel, probando solo un poco la primera vez y estar atento si existe reacción, sobre todo se debe estar pendiente con los niños.

Por lo general la miel casi nunca resulta un producto dañino para el ser humano, pero nunca está demás hacer la prueba que les digo.

Como existen muchos tipos de miel, les recomiendo siempre indagar un poco sobre cada uno de ellos, aunque en general la miel tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, dependiendo del tipo es posible que algunas contenga más o menos vitaminas que otra.

Conocimiento sobre ellas le permitirá ingerir, desde un punto de vista medicina, la mejor para la afección del momento.

Si lo que quiere es solo comer un poco de miel, les recomiendo siempre la miel pura o también conocida como miel cruda, ya que, mantiene mayor cantidad de vitaminas y minerales que nuestro cuerpo agradecerá.

Cómo puedo consumir la miel de abeja pura.

usos de la miel pura

Contrario a lo que algunos  quizás afirmen que la miel es un producto dañino por contener azúcar en forma de glucosa, es realmente un producto muy delicioso para hacer postres o simplemente endulzar nuestro té de preferencia. Recordemos que los excesos a todo nivel siempre son perjudiciales, y ser comedido y racional a la  hora de alimentarnos es realmente lo que hay que tener en cuenta.

Una persona adulto, e incluso niños después de los 2 años, pueden consumir una cucharada de miel diaria, puede ser en la mañana o en la noche, y quizás funcione como un coadyuvante en la mejora de salud, bien sea a nivel respiratorio o incluso estomacal.

Para tratamientos de belleza en nuestra piel y cabello, es un producto que no puede faltar en cada combinación, sencillamente es nuestra piel la que más aprovecha sus propiedades, por cuanto la cantidad de vitaminas y minerales completamente naturales son los que le devuelven a nuestro rostro, por ejemplo,  una suavidad como piel de bebé.

Hoy en día, incluso se usa la miel para masajes y aplicar técnicas de relajación, bien sea por su olor, sabor o contextura, lo hace de esta manera muy deseable por aquellas personas que requieren de liberar estrés.