El polen de abejas y su efecto en la testosterona

Polen de abeja aumenta la testosterona, la testosterona es una hormona que se encuentra en muchos seres vivos de la Tierra como los reptiles, algunas aves y mamíferos; entre los cuales se encuentran los humanos.

Polen de abeja aumenta la testosterona

Esta hormona, en el caso de los mamíferos se encuentra contenida en los testículos, de donde se segrega al resto del cuerpo. En los hombres, la influencia de esta hormona es tal, que es prácticamente la responsable de dar al sexo masculino, las características propias que lo definen. La testosterona también es segregada en los ovarios de las mujeres, sin embargo, su influencia es mucho menor, y la cantidad es de diez a veinte veces menor a la de los hombres.

La testosterona y el anabolismo

Los andrógenos, son hormonas sexuales masculinas, que en este caso es la testosterona. Esta se encuentra en el ser humano incluso desde antes de su nacimiento y es el responsable del desarrollo de los órganos sexuales masculinos. Esta hormona tiene propiedades anabólicas, la cual consiste en la sintetización de proteínas por parte del metabolismo, mediante un complejo proceso que permite la asimilación de estos elementos en el organismo. El anabolismo, entre otras cosas, es el responsable del crecimiento de la masa muscular y del crecimiento y maduración del sistema óseo del individuo.

Efectos de la testosterona en el hombre

La testosterona tiene consecuencias visibles en el cuerpo y el desarrollo humano, en este caso en los hombres. Cuando el niño nace, ya posee características físicas, que determinan su sexo, y esto se debe precisamente a la presencia de esta hormona.

Sin embargo, este proceso llega a ser más notable en la etapa de adolescencia del hombre, es en este período en el cual se empiezan a experimentar cambios en el organismo debido a este proceso.

La maduración sexual, lo que permite al hombre el desarrollo y formación de esperma dentro de los testículos, los cuales permiten la reproducción.

Por otra parte está el crecimiento de los músculos del cuerpo, el anchamiento de la espalda y el crecimiento de vello facial, púbico y axilar.  Otro de los efectos notables de esta hormona, es que en los hombres, esta genera un cambio dramático en la estructura de las cuerdas vocales lo que trae como consecuencia que la voz se vuelva más grave, y el registro vocal disminuya, y pase de ser voz blanca, a una voz totalmente desarrollada.

Se estima que mientras más grave sea la voz de un hombre, es debido a mayor presencia de testosterona, lo mismo sucede con la cantidad de vello en el cuerpo y en la cara, la fortaleza de sus huesos y musculatura además de efectos psicológicos que afectan el temperamento y el carácter.

Esto quiere decir que los niveles de testosterona en los hombres pueden variar, sin embargo, en todos ellos existe presencia fuerte de esta hormona.

El efecto que esta tiene en el fortalecimiento de los huesos, crecimiento de los músculos y aumento de fuerza, es una de las características más valoradas por el sexo masculino acerca de este proceso químico; el cuerpo humano está diseñado para segregar esta hormona en niveles que el organismo considere adecuados o normales.

Como se puede suponer, este sistema de control de segregación de esta hormona puede averiarse por diversos factores, es común que existan casos en los que los niveles de testosterona esteroidea no sean suficientemente altos, por lo cual se recurre a suplementos hormonales para propiciar la segregación o para directamente administrar la hormona como tal.

Suplementos de la testosterona

Existen muchos suplementos de la testosterona que son comercializados y utilizados a nivel mundial, algunos incluso de manera ilegal.

El uso de esteroides sintéticos, es decir, no naturales, es el caso más común y el que más resalta. Si bien, en muchos lugares su uso es ilegal si no se usa con prescripción médica, esto no ha evitado que su uso y consumo se multipliquen cada año, mayormente en hombres que buscan mejorar condición física, aumentar el crecimiento de vello facial o en los casos más comunes, para aumentar la masa muscular, mayormente en hombres que practican el levantamiento de pesas, quienes consumen lo que se conoce como esteroides anabólicos sintéticos.

El uso de testosterona de esta manera, puede tener consecuencias perjudiciales. Si bien es cierto que la masa muscular puede aumentar dramáticamente en cuestión de pocas semanas, el desarrollo de los músculos es anormal, ya que los procesos anabólicos no se producen de forma natural.

Otra de las consecuencias es la siguiente; como ya se habló con anterioridad, la testosterona es segregada naturalmente por los testículos; al ingerir más testosterona de la necesaria, el organismo automáticamente disminuye la cantidad producida naturalmente debido a que interpreta que ya hay una cantidad suficiente en el organismo, a causa de la que es administrada artificialmente.

Consecuencias del mal uso de testosterona artificial

Entre las consecuencias directas que devienen por el mal uso de la hormona, se encuentra el aumento de probabilidades de padecer problemas cardiovasculares, disminuir el recuento de espermatozoides en los testículos, apnea del sueño, coágulos sanguíneos en algunas zonas del cuerpo e incluso el ser propenso a problemas cancerígenos, especialmente en la próstata.

Por esta razón, existen alternativas naturales, que realmente no están destinadas a personas que buscan aumentar dramáticamente sus niveles de testosterona con fines estéticos, sino para aquellos que realmente necesitan subir estos niveles por cuestiones de salud.

No obstante, esto no quita que pueda ser usado por deportistas, y que estos puedan ver resultados favorables, de hecho, obtener ventaja de ello, alcanzando resultados deseados minimizando en gran manera los riesgos y los efectos secundarios. Entre esas alternativas naturales efectivas se encuentra el polen.

El polen

El polen es una sustancia natural producida en las flores de las plantas, y que corresponde a la parte masculina de la planta.

A lo largo del tiempo se han realizado diversas investigaciones que han arrojado resultados que han sorprendido a muchos, y que ha causado que la venta y el consumo del polen se industrialicen, ya que este es ya adquirido por personas de todo el mundo.

El polen también es recolectado por las abejas melíferas, y en su proceso de almacenamiento, estas lo mezclan con enzimas que maximizan las propiedades del polen y que incluso agregan más propiedades al mismo, y es por esto, que el polen de abeja es precisamente el que sale a la venta, ya que las personas buscan comprarlo por todos los nutrientes, vitaminas y minerales que este aporta al organismo.

Más allá de algunas reacciones alérgicas en algunas personas, el polen no ha demostrado generar efectos secundarios o contraproducentes para la salud, si bien el polen aún hoy continúa bajo el microscopio de muchos científicos con el fin de determinar el total de los minerales y nutrientes que este pose, lo cierto es que incluso hoy, son muchos los que afirman su efectividad, a la cual se le suman algunos otros investigadores que apoyan estas afirmaciones.

El polen es utilizado por las abejas para crear un alimento llamado jalea real, la cual es consumida por las crías. Este alimento es tan poderoso en nutrientes, que luego que las crías se transforman en larvas, se alimentan únicamente de jalea real, y en un período de pocos días, estas larvas se convierten en abejas adultas totalmente desarrolladas. Científicos de todo el mundo, mayormente en Asia Menor y Medio Oriente, han determinado que esta evolución tan rápida y significativa se debe al alto grado de nutrientes que este alimento des da a las crías.

Cabe resaltar, que las abejas una vez que se desarrollan, dejan de alimentarse del polen en forma de jalea real, para hacerlo con miel, el cual será su alimento durante el resto de su ciclo vital, que dura unas pocas semanas. Sin embargo la abeja Reina se alimenta toda su vida de jalea real, no de miel, y su vida se extiende hasta incluso 5 años de vida, y no solo eso, sino que es la única abeja fértil capaz de poner huevos, característica que no comparte con ningún otra de las abejas de la colonia.

El polen y su efecto en la testosterona

Por todos estos nutrientes, minerales como el potasio, zinc, fósforo, hierro y vitaminas A, B1, C, D, E y k; sus propiedades antioxidantes y su gran cantidad de aminoácidos; se ha descubierto que esta posee un efecto en la testosterona, la cual se ve fortalecida por efecto del polen, mejorando la cantidad de espermatozoides, aumentando la fertilidad, mejorando la virilidad, aumentando la energía y el vigor, e incluso se han descubierto beneficios para tratar casos de disfunción eréctil.

Además de esto, el polen ayuda a los procesos propios de la testosterona, como el fortalecimiento de los músculos y de la estructura ósea del cuerpo. Hoy en día, el uso del polen como un complemento para fortalecer y estimular la hormona de la testosterona es cada vez más común y conocido y una de las principales razón de su consumo por parte del público masculino.

Recientemente se ha descubierto un tipo de polen, extraído de cierta clase de pino silvestre, que en este aspecto posee altas cantidades de testosterona, y por lo que hoy se ha convertido en un producto muy comercial para este fin, a la par de la jalea real. No deja de sorprender todos los beneficios que la propia naturaleza tiene para ofrecer, y que afortunadamente, no se han pasado por alto.